Julio de la Rosa

foto 7791- marina guilarte

Se dice que es el disco que algun@s están dejando ya en el buzón de sus ex-parejas. Y no es para menos. Pequeños Trastornos Sin Importancia (Ernie Records, 2013) el último trabajo del jerezano Julio de la Rosa, es un compendio visceral y sincero de la realidad más habitual y menos vistosa de las relaciones humanas. Su particular punto de vista, logra golpear al oyente y hacerle cuanto menos pensar. Aunque el leitmotiv principal en este disco puede ser haber conseguido transmitir emoción sin caer en aburridos tópicos. Tarea harto complicada, habitualmente barrida de la memoria reciente por burdas distracciones en movimiento.

El quinto disco ya en solitario de Julio de la Rosa, cuenta con colaboraciones importantes que aportan su granito de arena en la justa medida. La lista no es precisamente corta: Bunbury, Pau Roca de La Habitación Roja, Xoel López, Juan Alberto Martínez de Niños Mutantes, Josephine Ayling (Boat Beam), Ana Franco (Coffee & Wine), Nahúm García (Clint), Miren Iza (Tulsa), Nieves Lázaro (J.F.Sebastian), Ainara LeGardon, Dani Llamas (Gas Drummers), Hannot Mintegia (Audience) o Miguel Rivera (Maga).

Un disco trabajado minuciosamente y cargado con toda la intención. Seguramente de lo mejor que escuchemos entre el rock nacional este año. Si echa en falta originalidad en la música en español, ha llegado al lugar adecuado.

Así fue la entrevista con ROCKAST:

El disco ha recibido muy buenas críticas desde su publicación, ¿te esperabas un recibimiento tan bueno o te ha pillado de sorpresa?

Supongo que la gente agradece que se hagan las cosas con ganas. La sorpresa genera miedo, y no, no tengo miedo, así que supongo que esperaba que la gente entendiera todo el amor que le he puesto al disco.

¿Piensas en algún momento durante la composición de Pequeños Trastornos Sin Importancia en la reacción que puede tener el oyente cuando escuche el disco? ¿Es importante para un artista?

Soy de los que piensa que es inevitable que el receptor aparezca en un momento u otro del proceso. La experiencia estética existe gracias al destinatario, y si no piensas en ello no habrá experiencia alguna. Yo quiero que el oyente se quede satisfecho, pero por supuesto el primero que tiene que quedar satisfecho soy yo.

En el disco pones las cartas de las relaciones encima de la mesa ¿Para qué mal podría ser éste disco la receta ideal?

Para ninguno. Lamentablemente este disco no es un medicamento. Y ya me gustaría. Sería todo mucho más fácil.

“El poder está consiguiendo que los ciudadanos se conviertan en policías del prójimo”

Nos gustó mucho la idea del videoclip para Maldiciones Comunes porque junto con La Fiera Dentro son temas que hacen quizás una buena síntesis de la temática del disco. Pero ¿Has recibido algún tirón de orejas por no ser políticamente correcto en este video? ¿o más bien todo lo contrario?

Sí, por supuesto. Especialmente por la portada del disco. Hay ciertos temas tabú y en este país la libertad artística está cada vez peor vista. La gente no quiere pensar, es peligroso lanzar preguntas. El poder está consiguiendo su objetivo: que los ciudadanos se conviertan en policías del prójimo. Por otro lado, a los que han entendido tanto la portada como el videoclip, que son la mayoría, les ha encantado.

¿Con quién de todos te identificas en Gigante?

Con el narrador, el sociópata. ¿Quién no se ha comportado alguna vez como un pequeño sociópata celoso que ve al prójimo como amenaza para su amor?

Hablábamos hace poco en Rockast con Ál Carmona, un músico español afincado en Munich que recientemente estuvo tocando para las tropas alemanas en Afganistán, y que aún así estaba convencido de que sí que puede uno ser profeta en su tierra, siempre que los temas lleguen a las personas adecuadas. ¿Estás de acuerdo? ¿Cómo ves la situación de la música en España?

No conozco a este señor, y seguro es muy majo e interesante, pero en mi caso jamás tocaría para un ejército; y aquí sí que me atrevo a decir eso de ‘de este agua jamás beberé’. Y hombre, demostrado está que hay mucha gente que es profeta en su tierra. La situación de la música en España está mal, muy mal, como absolutamente todo. Están destrozando el país y no terminamos de hacer nada para intentar remediarlo.

Pequeños Trastornos Sin Importacia es un álbum muy honesto. ¿Crees que le falta sinceridad u originalidad a la música española? ¿O puede ser un reflejo de la crisis general que vive la sociedad?

A la primera pregunta digo sí, sin duda, y la extendería al extranjero. Ambas cosas, sinceridad y originalidad. De hecho, creo que van unidas: a más sinceridad, más originalidad. No puede fallar. A la segunda, no. Es un reflejo de la vanidad de la gente, que prefiere hacerse famoso antes que hacer buena música.

portadaJDLR-pequeños trastornos

Este debería ser el disco con el que se hace por fin justicia a Julio de la Rosa, pero ¿eso sería algo que llega tarde o que pasó a un segundo plano cuando uno lleva tantos años haciendo música?

Son cosas que no me planteo, que no me interesan. Voy a seguir haciendo lo que pueda y quiera, así que lo suceda más allá queda fuera de mi alcance. No puedo más que alegrarme si de repente mi música le gusta a un mayor número de personas. Pero con cada disco he ido subiendo un peldaño en una escalera que, en realidad, no sé a dónde lleva. Y es que, ya te digo, no hago discos para subir escaleras. Así que me da igual en el escalón que me pongan, porque sé que todos, todos los peldaños, son una ilusión y, como tal, no puedo creérmelo. Sé quién soy y dónde estoy: a partir de ahí, que cada cual haga conmigo lo que quiera.

No conseguiste el Goya a la “Mejor Música Original” este año por la película Grupo 7, con una banda sonora no sinfónica, pero ¿el hecho de estar nominado anima a seguir trabajando con banda sonoras en un futuro próximo?

Y aunque así no hubiera sucedido, también. Es algo que me encanta hacer, musicar películas, y para colmo me pagan por ello. En cualquier caso, anima el reconocimiento de la gente de la profesión, por supuesto que sí.

¿Como te sientes más a gusto, haciendo música para películas, con tus propios discos, o escribiendo novelas, como la recién publicada “Peaje”?

No sé, me gusta todo. Cada cosa tiene su magia, sus propias recetas, su diversión intrínseca, sus satisfacciones, y es emocionante descubrirlas, y jugarlas.

¿Hay alguna pregunta que hayas deseado siempre que te pregunten en una entrevista y nunca hay manera? Si existe, ¿te animarías a respondértela?

Pues no, la verdad. No es algo que me haya planteado nunca: ‘A ver si un día me preguntan esto que voy a dar una respuesta cojonudísima’. No (risas).

¿Eres feliz?

(más risas) ¿Me la das tú, entonces? Estoy satisfecho, bastante, y sin ánimo de ser presuntuoso, conmigo mismo. Aunque sé que tengo aun muchas cosas que mejorar. Soy de los que piensa que la felicidad es algo que se respira en determinados momentos, no creo en la felicidad como una constante. Estoy con Aristóteles en que es la aspiración última, y primera, de los seres humanos. Pero creo que es sólo una meta y que lo interesante es el camino, aunque empiece esto a sonar ya a Paulo Coelho (risas). La respiro a veces. Otras no. Aspiro más a esa felicidad que llaman serenidad de espíritu. No sé qué es la felicidad, ahora que lo pienso. Veamos: “ 1. f. Estado del ánimo que se complace en la posesión de un bien”. Pues oye, ya decía yo que no tenía especial interés en ser feliz.

DB

El 5 de Abril estará en la Sidecar de Barcelona.

10 de Abril en Sala El Sol de Madrid.

10 de Mayo en Centro Cultural Cajasol de Sevilla.

Entradas a la venta en www.ticketea.com

Más info en www.juliodelarosa.com

Anuncios

¿Qué te parece?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s