The Baked Beans In Tomato Sauce Brothers

The Baked Beans In Tomato Sauce Brothers


Hoy tenemos con nosotros a
The Baked Beans In Tomato Sauce Brothers, una joven y prolífica banda madrileña con un exquisito cuarto álbum, Roscoe’s Farm, ya en el mercado.  Hacen folk-rock como pocos en el panorama nacional, con influencias clásicas como Simon & Garfunkel,  y modernas como ellos mismos comentan, que van desde Xoel LópezCánovas, Rodrigo, Adolfo y Guzmán. Han tocado por escenarios de toda España y han compartido escenario con artistas como Arizona Baby, Nacho Vegas o los canadienses Elliott Brood.

Tenemos la oportunidad de hablar con ellos para conocer sus impresiones sobre su último disco, los directos o sus influencias.

 Roscoe’s Farm es ya el cuarto trabajo de la banda en muy poco tiempo. Comentadnos un poco cómo habéis concebido este disco, qué teníais en mente después de vuestro último EP.

Lo cierto es que ha sido una larga espera. Al poco de publicar Seasons’ Change with the Scenery, nuestra mente ya estaba puesta en algo más ambicioso. Varios meses después, nuestra ambición creativa se ha plasmado en este LP. Somos cuatro cabezas pensantes y creativas; a medida que componemos llenamos el stock y nos metemos a grabar. Un proceso rápido e indoloro.

Da la sensación de que para este disco ampliáis el espectro musical a más estilos, con más mezcla resultando en un disco con más “peso”.  ¿Ha sido más difícil de hacer que el primer LP?

Todo lo contrario. Mientras que para fraguar el primer LP dedicamos casi un año, la grabación de este apenas duro 48 horas. Sin duda, lo más difícil fue la mezcla, que nos llevo algunas semanas. Sin embargo, teníamos muy claro como queríamos que sonara y hacia donde queríamos llevar el disco así que fue más sencillo de llevar a cabo que el primero, en el cual éramos jóvenes e inexpertos.

¿Habéis contado con más ayuda / colaboraciones externas para este disco? ¿Cómo ha sido contar con la ayuda en la producción de Klaus Mechanik?

A diferencia del anterior disco, para Roscoe’s Farm no hemos pedido colaboraciones de músicos (o la hemos pedido y nos han dicho que ni hablar del peluquín)… Respecto a Klaus Mechanik, viene acompañádonos desde hace muchos años, como siempre ha sido una persona clave en este disco.

Parece que habéis gozado de buena crítica con vuestros trabajos. ¿Os anima o sois vosotros mismos quienes os reguláis la altura del listón?

Hemos recibido buenas y malas críticas, afortunadamente más buenas que malas. Puede que solo haya habido una mala en nuestra corta e intensa historia. Pero tanto las buenas como las malas palabras nos marcan el camino. Que hablen bien de ti siempre es bueno. Unas buenas palabras son siempre algo muy gratificante.

¿Cómo es el proceso de composición de la música The Baked Beans? ¿Aportáis ideas entre todos?

No hay un proceso claro. Básicamente consiste en comer muchas judías y tocar. Algún día sacaremos un disco de flatulencias. Muchas de las composiciones se basan en experiencias inmediatas basadas en desamores. Chicas que huyen en limusinas blancas (White Limousine Blues), chicas que no se atreven a amar (Spring is Coming) o mujeres que te utilizan cual piedra de paso para cruzar el río (Steppin’ Stones). Somos románticos con corazas de acero y tomate.

Si ya es difícil abrirse paso en el maltrecho panorama musical español, con un estilo como el vuestro, no tan abiertamente respaldado por el gran público o en radios / festivales etc… ¿es el más difícil todavía, o es una oportunidad para explorar caminos no tan habituales?

Sinceramente creemos que el nuestro es un estilo que puede gustarle a todo el mundo. Hacemos canciones para amar y soñar. Nos gustaría que la gente tuviese más poder de decisión, que todos puedan mover los hilos. Nunca nadie nos ha dicho “tu música no me gusta”. El Folk llega a lo más profundo de las almas

Hay unas influencias claras de la música de décadas pasadas, desde Neil Young a Dylan o Simon & Garfunkel, pero¿Hay artistas españoles que escuchéis también y con los que os sintáis identificados de algún modo?

Cánovas, Rodrigo, Adolfo y Guzmán fueron un enorme grupo que merece toda nuestra admiración. Fueron muy atrevidos y su música es atemporal.También hay artistas actuales que nos gustan, como Xoel López.

¿Cómo ha sido la acogida dentro de la industria musical desde que empezasteis? ¿Hay algo que os haya llamado la atención de lo que habéis vivido?

Es aun más difícil de lo que pensábamos. En España es muy complicado entrar en el circuito y llegar al gran público. Sin embargo, nos quedamos con las buenas críticas y el apoyo recibido en las pequeñas incursiones que hemos realizado en la jungla.

¿Dónde estáis más cómodos, en el estudio o en el escenario? ¿Apetece más el directo ahora que contáis con un repertorio más amplio?

Depende, en el estudio puedes tocar sentado. En directo hay que tocar de pie y te cansas más. Creo que vamos a pedir el comodín del público.

Habéis tocado en la calle, en parques, acompañando a algunos grandes nombres de la música española. ¿Donde se hacen más tablas a la hora de tocar en directo? ¿En la calle o con otros artistas?

Cada concierto o experiencia vivida cuenta. En cualquier caso, el Parque del Retiro ha sido nuestro gran campo de entrenamiento. Allí, entre turistas japoneses bailarines y las truchas del estanque, nos hemos convertido en los hombres que somos hoy en día.

¿Existe la Roscoe’s Farm?

Por supuesto. Fue allí donde empezó todo. Para encontrarla solo hay que seguir las pistas.

Habéis ganado multitud de premios por toda España, seguís presentándoos a concursos o es algo que ya habéis dejado atrás?

Seguimos en ello. Son una forma bonita de tocar por España y conocer grandes personajes. Un saludo a Willy de Villargordo y al crítico de San Adrián!

¿Cuáles son vuestros objetivos a corto plazo? ¿Qué tenéis en mente para lo que queda de 2014?

Ahora solo pensamos en nuestro concierto en la Sala Sol del día 17 de Mayo y en los próximos. Vamos partido a partido como el Atleti.

¿A quién resulta más difícil convencer de que esto va más allá que un hobbie después del primer disco?

A los que redactaron la ley de malos y maleantes que están vivitos y coleando muchos años después. También a Ana Botella.

¿Cuál sería el mejor sitio donde dejar el disco sonando sin parar?

La vieja granja de Roscoe.

Última pregunta, ¿Sois felices?

Buena pregunta.

 

Anuncios

¿Qué te parece?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s