El rock del desierto.

TinariwenAmanIman

Al sur del Sahara, entre la quietud del paisaje y las gentes de Tamanrasset,  existe una banda de músicos/soldados formada por 7  tuaregs que llevan juntos desde 1979. Desde entonces, juntos han pasado por mil y una batallas y juntos han tenido que compaginar Kalashnikovs con guitarras. Para ellos cantar supone una forma de hacer justicia y contar a su propio pueblo todo lo que está pasando y lo que están viviendo en sus propias carnes. Un pueblo arraigado en su arcaica vida nómada, y más acosumbrado a escuchar los tradicionales cánticos sobre antiguos héroes guerreros.

Ibrahim Ag Alhabib, es el fundador Tinariwen, que en castellano podríamos traducir por  “Desiertos”.  Él también es el creador de ese estilo tuareg tan propio de tocar la guitarra, el Touareg blues guitar. Un estilo que ha creado una base que seguramente sea exportada a una multitud de nuevas y no tan nuevas bandas a corto plazo.

La historia de Ibrahim comienza de muy joven, cuando a los 4 años presencia cómo su padre es asesinado en la primera rebelión tuareg contra el Gobierno de Mali. Se marcharía entonces hacia el norte del país con la única compañía de su abuela y una vaca, para subsistir durante años con empleos inestables y siempre a camino entre Algeria y Libia.
Estamos en 1979 en la ciudad de Tamanrasset. Allí conoce a un hombre que pasea cada día frente a él con su guitarra al hombro. El mismo hombre que finalmente le enseña a tocar canciones árabes y al cual llega un momento en que le compra incluso su propia guitarra. Años más tarde llegarían los saltos cada vez más constantes a Europa. El propio Ibrahim contaba cómo se amolda a la vida occidental mientras trabaja, pero decía no entender nuestro frenético ritmo de vida, a la vez que añoraba siempre el regreso a la calma y sosiego del desierto.

En la música de Tinariwen, al contar esencialmente lo que han visto y vivido durante años,  hay mucho sitio para la nostalgia, la rebelión y el sufrimiento, aunque también hablan del orgullo natural de los suyos. Tinariwen desborda originalidad, carácter y know-how. Pocas bandas o músicos tienen la habilidad de transportarte a un determinado lugar o momento y ésta es una de ellas.

Su interpretación del blues es única. Las líneas de bajo y guitarra entrelazadas con su música tradicional ha dado lugar a lo que hoy escuchamos. Un nombre que por fín podremos lanzar más allá de los charts del World Music. Cuentan ademas con un productor, Justin Adams, ex-productor y guitarra de Robert Plant, que les ha guiado levemente dejándoles tocar a sus anchas. Así terminan subidos al escenario con el propio Plant en cierta ocasión

En definitva, podemos decir que Tinariwen crea música balsámica, escabrosa, exigente, con ritmos hipnóticos y un blues cuasi funkero que raramente habíamos escuchado ántes. Música grabada en ocasiones desde la noche abierta del desierto, captando toda la esencia y espíritu del mismo.

Recientemente, una de las revistas más respetadas del mundo musical como es Uncut, les ha concedido su máximo galardón, sustituyendo así a Fleet Foxes, ganadores de la pasada edición. A ello ha colaborado la salida de su último disco llamado Imidiwan: Companions, que supone la continuación y confirmación de su anterior trabajo Aman Iman, con el que dieron el salto definitivo fuera de las fronteras africanas.

El curso natural del rock, nos ha regalado esto.

Os dejamos con uno de los cortes de Imidiwan: Companions, Lulla.

¿Qué te parece?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s