Gospel Factory, la fusión perfecta del gospel.

gf3

Hoy traemos un estilo que aunque ha estado siempre muy presente en la historia de la música, parece pasar más desapercibido de lo que debiera.  Por suerte ésta percepción suele cambiar inevitablemente cuando nos chocamos con una representación en directo. Nosotros siempre hemos creído que en el ámbito musical uno se gana sus galones definitivamente en el directo. Aunque en éste caso nunca hubo tanta unanimidad desde todos los focos.
No es sencillo intentar traer un estilo musical poco arraigado en nuestro país y hacerlo funcionar de manera natural en poco tiempo. Ni en estos tiempos que corren ni en otros a priori mas favorables.

El gospel proviene de la cultura afroamericana, y tiene sus raíces en el sufrimiento de los esclavos negros en América y la manera en que cantaban sus lamentos, mezclando su música natal con los diferentes estilos que había en esos momentos en Estados Unidos. Aunque sus lamentos, impulsados por su nueva fe cristiana, eran unos lamentos esperanzadores, que buscaban siempre encontrar algo mejor, de ahí la emoción y la alegría que le caracteriza. A pesar de tener un origen tan lejano, podemos palpar el gospel más a menudo de lo que imaginamos, ya que son muchos los artistas que echan mano de éste estilo. Sin ir más lejos, el último disco de Bruce Springsteen, el “combativo” Wrecking Ball, considerado el mejor álbum de 2012 para Rolling Stone, tiene hasta 5 temas gospel y, el propio Bruce no ha dudado en  llevarse su propio coro para la gira del álbum.

Todo esto viene a cuento de algo muy especial. Hay una formación afincada en Madrid, llamada Gospel Factory, que con mucho esfuerzo y mucho trabajo se ha propuesto poner el gospel en órbita en nuestro país.

Formado por músicos y voces profesionales, provenientes  de varios estilos, Gospel Factory ha trabajado con artistas de la talla de Shakira, Juanes, Ricky Martin, Rita Marley, Raphael, o Marta Sánchez por mencionar algunos. Después de muchos años de ensayos y conciertos por fin lanzan The Ultimate Celebration, su primer álbum, con colaboraciones de renombre como Pitingo y el productor y guitarrista Juan Carmona en Great is thy Faithfulness, el rapero Aarón Balliti  en el tema Bells And Angels, o los Dj’s QCLB en la remezcla de Oh Happy Day.

The Ultimate Celebration, con sus clásicos y temas más contemporáneos, inspira frescura y descaro, ofrenciendo una vuelta de tuerca al gospel más clásico, con electrónica, flamenco, soul y bases hip/hop.

Hablamos con Dani Reus, experimentado director de este coro de grandes voces solistas, que lleva desde los 3 años bebiendo gospel y que nos habla de este ilusionante proyecto:

¿Cómo surgió la idea de montar Gospel Factory?

Mi abuelo era un pastor muy reconocido en Estados Unidos y yo he cantado gospel toda la vida, desde que era muy pequeñito, y por circunstancias de la vida decidí instalarme aquí en Madrid y empecé a trabajar en la Escuela de Música Creativa, donde me ofrecieron hacer una clase grupal de gente enfocado un poco al estilo que había cantado toda la vida. Lo que sucedió es que la cosa se desmadró muy rápido y a finales del primer año ya estábamos taloneando a The London Comunity Gospel Choir, que es uno de los mejores de Europa.

¿La música gospel se siente de otra manera? ¿El cantante de gospel es de una pasta diferente al resto?

Bueno, nuestro coro gospel es un coro muy especial, porque está formado por cantantes de otros estilos, a los que por mi experiencia personal hemos decidido elegir la música gospel como medio de unificación de todos. Muchos de ellos no son cantantes de gospel, son cantantes de jazz, de soul, de funky, de rock… Todos nos juntamos haciendo gospel, me les he llevado un poco a mi terreno. Es verdad que un cantante de gospel tiene cosas importantes como son la fe, y eso es algo que se puede transmitir, el fervor y la fe se transmiten de una forma especial. El gospel es un canto muy de esperanza y muy optimista y es importante transmitirlo, y hay músicas en las que no es tan importante.

“La gente que viene quiere participar muchísimo con nosotros y todo el que viene a nuestros conciertos repite.”

¿Qué hace falta para ser cantante de gospel? ¿Qué cualidades se necesitan? ¿Es la formación musical un requisito o no es algo imprescindible?

 El gospel en sí siempre ha sido algo bastante primitivo. En la iglesia nunca se ha pedido a la gente que tenga una gran formación musical pero sí muy buen oído, mucha potencia vocal, mucho registro, ritmo y mucha capacidad para estar con los demás. Si que tienes que tener aptitudes musicales buenas, pero no específicamente una educación musical muy elevada.

Háblanos un poco de vuestro álbum. ¿Cómo ha sido la grabación? ¿Os sorprende su éxito?

Estamos muy contentos porque es nuestro primer disco en el mercado y la acogida ha sido bastante impresionante. Se ha agotado en muchas tiendas grandes, estamos haciendo presentaciones, la gente lo ha acogido muy bien, con muchas descargas y la discográfica nos dice está siendo bastante asombrosa cómo nos ha acogido el publico y también a nivel ventas. Queríamos sacarlo antes de Navidad y pudimos coordinarnos bien. Tuvimos la colaboración de músicos muy buenos, algunos que grabaron parte de la música en Londres y gente que toca con George Michael, eso nos ayudó bastante. Las canciones ya estaban compuestas de antes, aunque hemos compuesto algunas de ellas y también hemos elegido algunas versiones que estábamos mirando para la nueva temporada así que bueno, ha sido difícil entre comillas, porque teníamos muchas ganas asó que no nos ha costado mucho trabajo.

En vuestro álbum hacéis un repaso de algunos clásicos imprescindibles como Amazing Grace pero también sorprende lo bien hecho que está una pieza contemporánea como Crazy de Gnars Barkley. ¿Cómo fue la elección de temas? Porque imagino que tendréis un montón de canciones ensayados.

Claro, eso es. Hemos tenido que seleccionar unos cuantos. Para mí era muy importante que hubiera variedad, que hubiera versatilidad de estilos dentro del estilo tan concreto que es el gospel.  Por eso también hicimos una decisión variada de temas, algunos clásicos, otros de composición propia, y otros, como éste Crazy de Gnars Barkley que hemos considerado todo el coro como uno de los temas contemporáneos de soul y RnB que más nos ha impactado últimamente y uno de los que más nos ha gustado.

Una cosa que nos consta es que con vuestra música hacéis partícipe activamente de vuestros conciertos a la gente que viene a verlos. ¿En que se diferencia esto a un concierto de pop o rock?

Evidentemente tienen diferencias estilísticas grandes, pero además yo creo que son mucha gente armonizando y hay algo que es básico: cuando hay mucha gente haciendo una misma cosa, sean mejores o sean peores, la energía es muy fuerte. Ver tanta gente a la vez disfrutando en el escenario, tan compenetrada, haciendo algo bonito y con calidad, eso siempre es muy bueno, y supongo que esa es la diferencia con otro tipo de música, pop, rock o lo que sea. Somos un montón, siempre hay 12 -15 cantantes en el escenario y es muy interesante.

“Aunque hoy ya no estemos esclavizados en sí, seguimos sufriendo.  Al final es una terapia, y el mensaje del gospel sigue valiendo para todos.”

¿Es un proyecto cerrado o estáis abiertos para que se incorporen mas cantantes?

Somos 32 cantantes, aunque en realidad se ha incorporado gente nueva después de la grabación del disco, y gente que había fuera se han ido incorporando también. Gospel Factory se compone de cantantes profesionales, algunos de ellos están en El Rey Leon o el musical de Michael Jackson, entonces algunos se van a sus giras y otros vuelven. Ahora somos 32 pero nunca estamos cerrados a contar con gente con talento que pueda aportar cosas al coro.

Se dice que al final uno siempre vuelve a las raíces. Con la música gospel, uno vuelve, o nunca se ha marchado?

Al final la raíz del gospel es un mensaje. Cuando los esclavos africanos estaban en EEUU pasándolo muy mal, ellos cantaban el gospel para liberarse de su pena, de su dolor, y para buscar un sentido, un sitio mejor al que ir, una esperanza y una alegría. Y eso, aunque hoy ya no estemos esclavizados en sí, seguimos estando sufriendo por muchísimas cosas y seguimos pasando mucha pena y dolor por otras diferentes ¿no? Al final es una terapia para todos, y el mensaje sigue valiendo para todos.

Tradicionalmente el propósito de los coros de gospel han estado siempre ligados  a la religiosidad, y muy estandarizado a los EEUU. ¿Funciona del mismo modo en Gospel Factory? ¿Cuesta traer éste concepto y hacerlo funcionar en España o por el contrario habéis notado predisposición de la gente?

Bueno como nosotros somos un coro entre comillas laico, que no estamos especialmente ligados a ninguna iglesia específica ni nada así, queríamos profesionalizar un poco un estilo de música que se ha basado mucho tiempo solamente en la iglesia. No es algo que sea muy conocido al público, pero la gente está muy abierta a ver el espectáculo que llevamos de armonías vocales, de potencia vocal y de ritmos muy divertidos. La gente que viene quiere participar muchísimo con nosotros y todo el que viene a nuestros conciertos repite porque es una experiencia muy gratificante y porque el show está muy bien preparado.

Ahora la gira. ¿Quién está más emocionado su director o los componentes?

Estamos todos muy emocionados la verdad. Pero los componentes lo viven de una forma mucho más divertida porque también es verdad que al ser 32 van rotando, no van todos a todos los conciertos. ¡El único que se come todos los conciertos, todos los viajes y todas las entrevistas soy yo! Así que yo estoy emocionado a la par de cansado, pero muy feliz. Estoy más cansado que ellos pero estamos todos muy contentos.

¿Qué planes tenéis en el horizonte en Gospel Factory?

Tenemos muchas ganas de hacer más discos. Un segundo disco por lo menos. Estamos ya pensando como vamos a afrontarlo. Y tengo algunos proyectos un poco diferentes que tengo ganas de desarrollar en 2013. Espero poder desvelároslos pronto, porque no puedo decir nada todavía, pero sí que tengo algunos proyectos interesantes de cara al coro en 2013. Pero en principio promocionar mucho el disco y hacer muchos directos que eso es lo que nos gusta a nosotros.

DB

CONCIERTOS: Gospel Factory presentan su disco mañana día 18 de Diciembre en el Matadero de Madrid, y estarán actuando el Viernes 21 en el Teatro Bulevar de Torrelodones (Madrid), y el Sábado 22 en el Teatro Auditorio Adolfo Marsillach de San Sebastián de los Reyes (Madrid).

Gospel Factory // The Ultimate Celebration (PIAS 2012) Ya a la venta.

Anuncios

¿Qué te parece?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s