Ocean Colour Scene

ocs2013

Hoy tenemos el inmenso placer de entrevistar a Ocean Colour Scene, una formación tan interesante como mítica, sutilmente menospreciada y sacudida por la crítica snob dentro de su país, a pesar de ser una de las mejores bandas y mas representativas de la música británica de finales de los 90. Los de Birmingham estuvieron salpicados en todo momento por el auge del Brit Pop, pero consiguieron no mojarse a base de empuje y calidad, y sobre todo de ser fieles al estilo en que creían, desbancando al inmortal What’s The Story (Morning Glory) de Oasis del #1, a pesar de las tendencias delimitadas de la época, y de las jugarretas de su discográfica.

En plena gira española para la presentación de su décimo álbum (Painting, [PIAS] 2013), tenemos la oportunidad de acceder a la casa con ruedas de la banda, para hablar con Simon Fowler y Steve Cradock, cantante y guitarrista respectivamente de la banda y sus líderes naturales. Cerveza en mano y sin pelos en la lengua, se sueltan para hablar del Brit Pop, drogas, Oasis, Paul Weller, Neil Young, Peace, tiendas de discos, su próximo trabajo o de qué música tocar para llenar grandes estadios. También hay sección de consejos, pullas y peloteo. Imprescindible.

“Nos lo tomábamos muy en serio para no ser considerados una banda de Brit Pop”

¿Cómo estáis chicos, cómo va el Tour hasta ahora?

SIMON FOWLER: Está yendo bastante bien gracias. Hemos hecho 3 conciertos hasta ahora en España: Zaragoza, Santiago y San Sebastián. Muy buenos bolos.

He visto que tocabais en la calle esta misma mañana.

STEVE CRADOCK: Sí, en la estación. (Príncipe Pío, para ¡Atención Obras! de La 2). Justo a 5 minutos andando de aquí. Ha sido un poco extraño, fuera de nuestra rutina.

Painting es ya vuestro décimo álbum y ha sido muy bien recibido. ¿Cuáles son vuestras impresiones? ¿Había ganas ya de grabar con OCS después de vuestros proyectos en soligario?

SF: Teníamos muchas ganas de hacerlo. Queríamos hacer un nuevo álbum porque queríamos tener canciones nuevas para tocar. Y tocarlas en directo. El año pasado estuvimos preparando la gira y necesitábamos algo nuevo. Descubrí que una vez que lanzas el álbum, es como si lo olvidaras. Hemos estado escuchando cosas en las que Steve ha estado trabajando para el siguiente disco. Lo hemos estado escuchando anoche.

Pero habéis lanzado Painting hace menos de 2 meses.

SC: La verdad es que no te quedas sentado escuchando tus discos.

SF: Yo nunca me he sentado a escuchar mis propios discos una vez que están hechos.

SC: Creo que puede ser por la intensidad que hay mientras lo estás grabando ¿verdad? Lo escuchas tantas veces que…

SF: Que es lo último que quieres escuchar! Pero puedes escuchar ZZ Top o el último disco de Billie Piper! (carcajadas)

“En el Brit Pop todo el mundo tomaba muchas drogas y pensaban que estaban en los Beatles o los Stones”

¿Algún álbum del que estéis más orgullosos?

SC: Me encanta B-Sides, Seasides and Freerides.

SF: Sí, también es mi disco favorito.

En los 90 la prensa hablaba de Brit Pop, y ahora parece que todo gira alrededor de shows de televisión y artistas descafeinados. Entonces ¿Al final el Brit Pop no fue tan malo para vosotros?

SF: ¡Era muy divertido! ¡Muy divertido a todas horas! ¿Verdad? Todo el mundo era joven, y todo el mundo tomaba muchas drogas. ¡Todo el mundo pensaba que estaban en los Beatles, los Stones, los Who o los Kings! (risas) Era un poco como estar en el colegio. Pero no estoy seguro de que fuéramos Brit Pop, imagino que para ti lo seremos…

SC: ¿Lo somos?

SF: Imagino que lo éramos, pero no nos sentimos identificados.

Ocean colour Scene - Promo Photo (4)

“Paul Weller era nuestro guardián. Nuestro hermano mayor.”

Quizá os ponían la etiqueta por estar ahí en ese momento.

SF: Exacto, tan solo porque estuvimos ahí. Pero nos tomábamos demasiado en serio para no ser considerados una banda de pop. Y no creo que lo fuéramos, de verdad.

SC: Yo pienso también que todo eso pasó en Londres, y nosotros vivíamos en Birmingham, a 120 millas. Y todas las bandas vivían realmente en Londres.

SF: Tan pronto como Oasis hizo algo de dinero, ¿Qué es lo que hicieron? Mandaron a la mierda a Manchester y se fueron a Londres.

SC: Creo que todo el mundo salía y frecuentaba los mismos sitios, y nosotros nunca estuvimos ahí.

Pero por aquél entonces tocasteis con Paul Weller y Oasis. ¿Supuso eso un empuje definitivo para OCS o no fue tan decisivo como se decía?

SF: Probablemente no es tan importante como la gente imagina, en términos de cómo nos hicimos populares. Son diferentes. Paul era nuestro guardían, nuestro sponsor, un gran hermano. Steve había estado tocando con él y por eso empezamos a salir de gira en esos tours, yendo en buses como éste, en hoteles y ciudades por toda Europa… Parecía que era real, más que un hobby.

Y Oasis… (piensa unos segundos), bueno, probablemente tocar con Oasis no supuso nada para nosotros. Nos puso en la órbita del público guay. Pero si nos referimos a popularidad, no hizo nada. Cuando les teloneamos durante la primera gira, cuando ellos eran muy famosos, honestamente te digo que nadie en el público venía a vernos a nosotros. Lo que pasó es que hubo un DJ, Chris Evans, (Radio 1) que puso nuestra canción (The Riverboat Song) e hizo que nuestro disco llegara al número 2 y se mantuviese durante 6 meses ahí. Creo que si no llega a ser por Chris, solamente habría llegado al #38 durante 2 semanas o algo así. Esa fue la diferencia. La diferencia fue la radio.

“En cuanto Oasis hizo dinero mandaron a la mierda Manchester y se marcharon a Londres”

Lleváis juntos más de 20 años y en este tiempo muchas bandas se han quedado por el camino. ¿Existe alguna fórmula secreta para estar siempre en primera línea?

SC: Creo que es por que somos amigos.

SF: Y creo tener ese éxito en el 96, significó que era algo que podíamos continuar haciendo, y algo con lo que podíamos decir “así es como vamos a vivir nuestra vida adulta”, ¿sabes? Y ganarnos la vida con ello. Si no hubiera pasado en el 96, no sé lo que hubiera pasado en realidad. Me gustaría pensar que no nos hubiéramos separado pero… No sé lo que hubiera pasado la verdad. Así que creo que es el hecho de que somos amigos, y de que llegamos a ser una verdadera banda, una banda de directo, muy profesional.

SC: Y también que ninguno de nosotros cayó en la heroína. Creo que eso es importante.

Si tuvierais que empezar de nuevo, ¿Cambiaríais algo?

SF: ¡Le cambiaría a Steve su chaqueta! (risas) Bueno, la verdad es que hubiera trabajado más duro. Hubiera escrito más canciones, creo.

Pero solías escribir 3 canciones en una tarde ¿verdad?

SF: Sí, es cierto. Solía escribir para que tuviéramos algo que hacer. Steve y yo en particular, en el estudio que teníamos cerca de donde vivíamos. ¡Si no escribía un par de canciones por la noche no teníamos nada que hacer el día siguiente! Yo creo que deberíamos haber seguido escribiendo más. Pero aparte de eso, no cambiaría nada, porque incluso las cosas que fueron mal fueron divertidas. (risas) La mayoría de las veces que nos metíamos en problemas horribles era divertido también. Y todavía lo es.

“No escuchéis viejas bandas. Conseguid un buen abogado y evitad la heroína”

La manera de hacer música ha cambiado desde que comenzasteis. ¿Consideras que ahora es más fácil para los músicos?

SC: Por supuesto. Es mucho más fácil. Cuando empezamos grabábamos en cintas de 2 pulgadas, como grababan en los años 40, 50 o 60. Y en los últimos 10 o 15 años ha cambiado totalmente. No creo que hayan vuelto a hacer cintas.

SF: Es cierto, no creo que las hagan ya ¿verdad?

SC: En la edad digital viene todo hecho. Incluso en los discos de Neil Young. Él todavía graba en cintas pero al mismo tiempo lo graba con software digital.

SF: Yo soy un inútil con la tecnología. No puedo usar ordenadores. Nunca los uso. Pero Steve ha aprendido a grabar con una maquina así de pequeña en vez del tamaño de este bus, como solía ser. Creo que podríamos grabar un disco en esta habitación. Que de algun modo creo que… ¿No es triste?

SC: Yo creo que es una gran idea.

SF: De hecho es divertido, es como la vuelta de la actitud punk, nadie sabía cómo encajarlo. Hay una democratización en la música, cualquiera puede empezar a grabar discos, y no necesitan 100.000 libras de una discográfica para que les digan qué deben hacer.

¿Créeis que los oyentes se vuelven más vagos o superficiales a la hora de escuchar música, con todas las opciones que tienen ahora? Da la impresión de que ya nadie compra discos.

SF: Eso es una de las preocupaciones cuando estás en una banda, vender discos. Para ser honesto, no lo sé porque no soy de esa generación. Hay tanta información que en segundos puedes escuchar cualquier disco, de cualquier banda, de cualquier era y de cualquier tipo de música. Eso tiene que ser bueno. Pero si vas a las tiendas de discos, tiendas de segunda mano, pagas una fortuna por los discos. Recuerdo pagar £30 por un disco que había vendido por £5 cuando estaba en la puerta de la tienda sin dinero y sin droga. Es una locura. Algunos valen £12, otros £27, otros £30, no tiene sentido…

SC: Creo que tiene que ver con el grosor del vinilo, los más pesados creo que normalmente cuestan £20 en Inglaterra.

Ahora que os podemos considerar músicos veteranos, ¿Cuál sería vuestro consejo para las bandas que intentan hacerse un nombre?

SF: No escuchar a viejas bandas. Y conseguir un abogado. Consigue alguien en quien puedas confiar. Estoy seguro de que muchas bandas tienen problemas aquí y allá con el dinero. Pero no sé, realmente no sé.

SC: Consigue un abogado y evita la heroína, diría yo.

“U2, Coldplay y Oasis son bandas muy sosas.”

Birmingham tiene un enorme potencial musical. ¿Alguna recomendación de algo que os llame la atención últimamente?

SC: The Boatyman, pero no están en Internet. Bueno, solamente hay una canción grabada en el Irish Centre. Ah, y Peace. ¿Conoces a Peace?

Sí, han tenido mucha aceptación en la prensa allí. Creo que suenan un poco a Stone Roses en determinadas canciones. (Nos referimos a Waste Of Saint, por ejemplo)

SC: No lo creo, yo creo que suenan más Brit Pop, con voces poppies

Si tuvierais la oportunidad de tocar en cualquier sitio o en cualquier momento de la historia, ¿Cuál sería?

SF: El festival de Monterrey. Creo que es el mejor festival que recuerdo haber visto. ¿Pero que hay de esta noche en Madrid?

SC: King’s Road, 1967, cuando todo se volvió de colores extravagantes.

¿Qué creéis que le sucede a la música cuando una banda de calidad como OCS, no toca en pabellones a menudo?

SF: Bueno, el hecho de tocar en Arenas creo que es solo para U2, Colplay y probablemente Oasis, pero son todos muy sosos ¿verdad? No creo que sean muy cercanos.

SC: Quizás solo hay que tocar mierda como esa para ser así de famoso.

¿Sois felices?

SC: ¡Claro!

SF: Sí, soy muy feliz. Esta noche sí.

SC: Nunca es feliz. Siempre está de mal humor. Es un viejo miserable.

SF: ¡No, no lo soy! (risas)

Paintings ha sido publicado por [PIAS] en 2013. Ya a la venta.

David Bernardo.

Anuncios

¿Qué te parece?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s