Bloc Party

“Sin una nueva formación nos hubiéramos separado”

Bloc Party 2016

La carrera de Bloc Party en los últimos años se ha caracterizado más por las dudas que por la música. Las idas y venidas en la rumorología de separaciones llevaban parte de razón y confundían a unos seguidores ya de por sí contrariados.

A finales de 2013 fue el batería Matt Tong quien abandonaba la banda, seguido del bajista Gordon Moakes en 2015. Un 50% de la banda original que hacía pensar en un final poco halagador. Pero lejos de disolverse, Kele Okereke y Russell Lissack -miembros fundadores de la banda-, tomaron nuevo impulso con las incorporaciones de Justin Harris y Louise Bartle al bajo y batería respectivamente.

Esa suerte de resurrección de Bloc Party se traduce este año en “Hymns” (Infectious Music/[PIAS], 2016). Un punto de inflexión donde no buscar a los viejos Bloc Party ni augurar una gran revolución en su sonido. Tras más de una década de carrera, la banda nunca ha ocultado su gusto por la experimentación y el contorsionismo de los sonidos, y este álbum no iba a ser una excepción. “Hymns” es un disco más oscuro y honesto, cuyos matices pueden indicar el nuevo rumbo de la banda. Entrevistamos a Russell Lissack para que nos ponga al día de la actualidad de uno de los iconos del indie británico de los últimos tiempos.

¿Qué tal Russell, cómo te encuentras?

Muy bien. Acabamos de terminar una  pequeña gira de 2-3 semanas en Reino Unido y ha estado genial. Llevo una semana en casa y eso está siempre bien.

Han pasado ya cuatro años desde “Four”, un tiempo considerable en el que habéis tenido oportunidades para crear nuevos proyectos.

Es raro porque desde nuestro punto de vista no ha parecido tan largo en absoluto. Sacamos nuestro último disco en 2012, luego estuvimos de gira durante 18 meses y en la parte final lanzamos también un EP con cuatro temas. Entonces empezamos a trabajar en este disco a finales de 2014. Si miras a la fecha de lanzamiento del disco, puedes ver que hay un salto, pero desde nuestro punto de vista ha habido mucha actividad internamente.

Tenéis una nueva formación, tras la marcha de Gordon Moakes y Matt Tong.

Era lo mejor que podía pasar. Creo que su marcha era el único modo para que la banda continuase. De otra manera nos habríamos separado en 2013. Hasta ahí habríamos llegado.

El cambio en la formación supone que hayamos sido capaces de continuar, sacar un nuevo disco, poder tocar en directo y trabajar en nueva música también. Era la manera de continuar para todos.

“La marcha de Gordon y Matt era lo mejor que podía pasar. ”

Entonces entiendo que ha habido momentos en el que temisteis por la continuidad de la banda.

Cuando terminamos el tour de 2009 o 2010, después de “Intimacy”. En ese momento sentimos que era el final de la banda. No teníamos ningún plan. Así que dijimos vamos a tomarnos un descanso y ver qué pasa. No había planes y cada uno se marchó a hacer sus propios proyectos. En ese punto parecía que habíamos terminado.

Pero en esta ocasión teníamos planes bastante pronto, incluso antes de terminar la gira, así que en este caso no hubo ese temor. 2009/2010 ha sido el mayor periodo de incertidumbre yo creo.

Hablemos del álbum. “Hymns” parece disponer de más texturas y espacio para los sonidos. ¿Cómo ha sido esa aproximación en el aspecto sonoro? Y especialmente en tu caso con la guitarra.

Cuando Kele y yo empezamos a escribir el disco y nos reunimos para discutirlo, no solemos tener grandes discusiones sobre la música. Tendemos a trabajar en cosas y a ver lo que surge de manera natural. Pero esa es precisamente una de las cosas que discutimos antes de empezar a escribir: Intentar hacer algo que tuviera sentido de espacio.

Aparte de eso, queríamos intentar muchas cosas diferentes que no se habían hecho con guitarra antes. Es fácil seguir haciendo lo que siempre has hecho, pero no es un reto. Creativamente no es estimulante. En mi caso una de las cosas que más disfruto es crear nuevos sonidos con la guitarra. Me encanta descubrir nuevos efectos con los pedales y combinarlos. Incluso crear sonidos en mi cabeza y pensar en cómo trasladarlos a la guitarra. Uno de los principales aspectos para mí en este disco era perseguir esa idea.

Hay mucho acerca de intentar diferentes técnicas. Hay una canción, que es “The Good News”, en la que solamente toco guitarra slide. No había tocado slide en mi vida, de hecho fue Kele quien lo sugirió. Obviamente no es un concepto nuevo, pero para nosotros era una técnica nueva y algo nuevo que intentar. Supongo que el sonido ha venido de dos direcciones diferentes, que son la experimentación y el desafío.

“Tuvimos mucha suerte; surgimos en el último momento en que podías hacerte un nombre de la manera tradicional”

¿Marca este disco un punto de inflexión viendo las novedades que hay?

Supongo que sí. Es difícil decirlo. Ya estamos trabajando con material nuevo y creo que va a sonar también muy diferente. Cada nuevo disco supone quizás no un punto de inflexión pero sí una evolución y un ligero movimiento hacia una nueva dirección. Así es como lo sentimos. Y es como lo hemos hecho siempre. Nunca hemos sido una banda que repite las mismas ideas y que hace las mismas cosas que ha hecho en el pasado. Este álbum representa la actitud que siempre hemos tenido.

Este disco es quizás algo más oscuro que vuestros trabajos anteriores.

Es algo que probablemente surge de manera natural. Ciertamente es mi instinto musical y melódico. Siempre ha habido un toque de oscuridad en lo que hacemos. Está presente en todo lo que hemos hecho. Supongo que la naturaleza atmosférica de este disco, el contenido de las letras y la temática ciertamente ayudan a crear un tono oscuro.

¿Podríamos enlazar vuestras nuevas inquietudes a canciones como “Fortress” o “Different Drugs” especialmente?

“Different Drugs” es una de mis canciones favoritas del disco. Y una de las mejores que hemos escrito nunca. Pero la mayoría del disco ha sido escrito por Kele y por mí, mientras que el material en el que estamos trabajando ahora está escrito por los cuatro, incluidos Justin y Louise, los nuevos miembros. Por eso nos llevará de manera natural en una dirección diferente, porque hay otras dos mentes contribuyendo.

También la manera en que escribimos ahora es ligeramente diferente. Casi todo “Hymns” fue escrito en estudios y en salas de ensayo, mientras que la música en la que estamos trabajando ahora se está escribiendo estando de gira y durante las pruebas de sonido. Claro que pienso que lo siguiente será diferente pero es muy temprano para especular qué dirección vamos a tomar.

¿Os sentís como una nueva banda con Justin Harris (bajo) y Louise Bartle (batería) a bordo?

No. Para mi no. Creo que la transición ha sido realmente fácil. Son un par de músicos realmente brillantes y encantadores a la hora de pasar tiempo con ellos también. Se han unido y se han tomado su tiempo para aprenderse nuestro catálogo y que pudiéramos empezar a tocar. Creo que la gente que venga a vernos tocar podrá ver lo buenos que son y cuánto disfruta cada uno en el escenario. Sienta muy bien. Ahora hay muy buena química entre nosotros.

He tocado con muchos músicos. No he estado solamente en Bloc Party en los últimos 10 o 15 años. Mientras sean competentes con su instrumento yo lo veo fácil congeniar. La transición ha sido realmente fácil, probablemente más fácil de lo que cualquiera hubiera esperado.

bloc_party

“La música ahora juega un rol muy diferente en la vida de las personas”

¿Cómo fue trabajar con Tim Bran y Roy Kerr en este disco?

Fue muy bueno. Todo el mundo ha dicho que probablemente ha sido una de las experiencias de grabación más fáciles que han tenido. Son encantadores, personas talentosas también y cada uno un especialista en su área.

Roy viene de un campo más electrónico y nos ha ayudado con toda la programación y los efectos; Tim está más orientado al directo y consigue tomas y sonidos en ese aspecto. Tener a dos personas con diferentes perspectivas juntas es genial; ciertamente para una banda como nosotros es perfecto, porque siempre ha sido nuestra manera de trabajar: la combinación del directo, la música orgánica y la electrónica ha sido parte de Bloc Party desde el día uno.

Para la grabación, pasamos unas semanas ensayando los temas y dándoles forma y cuando a llegamos al estudio lo tuvimos todo hecho en cuestión de semanas. Lo que nos daba algo de tiempo libre, que es bastante raro cuando grabas, porque normalmente estás siempre apurado para conseguir terminar las cosas, estás hasta las 2 de la mañana intentando conseguir tomas… Pero ha sido una grabación muy fluida.

Algunos fans creen que Bloc Party está girando a un sonido definitivamente electrónico. ¿Estás de acuerdo o forma parte de la experimentación habitual?

No estoy de acuerdo. La música electrónica ha sido parte de lo que hacemos desde el día uno. También pienso que este disco, desde luego más que la mayoría de nuestros discos, es principalmente un disco en directo. Todo se ha tocado sobre instrumentos. Muchos de los sonidos que la gente piensa que son ordenadores o teclados han sido hechos con guitarras, solo que con efectos y sonidos que la gente nunca había escuchado saliendo de una guitarra antes. Así que lo asocian con la electrónica pero no es el caso. Esa es mi perspectiva.

¿Las ganas de tocarlo en directo aumentan ahora?

Lo cierto es que ya hemos empezado a tocarlo. Ha salido hace unas semanas y como estábamos de gira lo estamos tocando desde entonces. La verdad es que a nivel personal es muy gratificante poder tocarlo en directo. Al final como te decía, somos cuatro músicos tocando música en directo en vez de tirar con portátiles o pistas grabadas o algo de eso. Es genial poder mostrar a la gente lo que estamos haciendo ahora.

¿Crees que “Hymns” es vuestro disco más personal hasta la fecha?

Seguramente es algo aplicable al contenido lírico del disco, y es algo que viene de Kele. Son sus palabras. Pero por supuesto que desde fuera, cuando ves las nuevas letras, muchas están basadas en experiencias personales, quizás en mayor medida que en el pasado, cuando abordaba las letras contando historias desde la perspectiva de otras personas. Yo lo siento más personal, pero no soy el adecuado para decirlo.

“Si echas la vista atrás en cualquier cosa, probablemente lo quieras cambiar, porque tu cambias como persona”

Me gustaría saber tu opinión de la música que se hace ahora, con la ingente cantidad de nuevas bandas que existe. ¿Crees que para vosotros sería más fácil empezar ahora?

No. Sería realmente difícil. Creo que tuvimos mucha suerte; probablemente surgimos en el último momento en que podías hacerte un nombre de la manera tradicional. Empezar una banda, mandar demos a las discográficas, hacer bolos y ser reconocido de esa manera.

Ahora el panorama ha cambiado completamente. Internet lo es todo. Si una banda empieza ahora… Yo no sabría cómo te das a conocer… hay tanta música ahí fuera y tanto contenido que es apabullante. La música ahora juega un rol muy diferente en la vida de las personas. No me gustaría tener que empezar ahora. Sería complicado.

¿Te atreverías a clasificar vuestros discos?

No, no podría. Estaba orgulloso de todos entonces. Era lo que quería hacer entonces. Si echas la vista atrás en cualquier cosa, probablemente lo quieras cambiar, porque tu cambias como persona y musicalmente has cambiado en ese tiempo.

Mirando vuestra carrera, ¿Cuáles han sido los mejores y peores momentos?

Es difícil. Es duro pensar en el mejor porque tengo memoria de algunos momentos brillantes. Cada año ha habido cosas fantásticas. Me encanta tocar en directo, ver el mundo y poder ir a sitios que jamás pensé que visitaría cuando era joven. Tocar para la gente en sus países y experimentar su cultura… Es imposible elegir el mejor momento.

El peor, por elegir uno, cuando tocamos en la ceremonia de premios MTV en Brasil y nuestro manager nos dijo que teníamos que hacer playback. No queríamos hacerlo, pero nos dijo que todo el mundo lo estaba haciendo… Pero cuando llegamos allí nadie estaba haciendo playback y fuimos los únicos, así que parecíamos estúpidos, y pensé que la audiencia podría decir que estábamos haciendo mímica cuando nadie lo hacía…

Ese no fue mi momento favorito, así que si tuviera que volver atrás, probablemente tocaría en directo como queríamos hacer.

David Bernardo

Bloc Party picture By-Rachel-Wright-770x461