Entrevista con Henry Lee Schmidt

Henry Lee Schmidt - Foto: José Luis Frías.

Henry Lee Schmidt – Foto: José Luis Frías.

Se agradece en la época en que vivimos ver como un artista se muestra dispuesto a arriesgar y alejarse del sol que más calienta. Este es el caso precisamente de Henry Lee Schmidt, que después de dos discos abrazando el indie con The False Friends, y un primer EP en solitario que apuntaba maneras, nos presenta este año su debut girando su anterior estilo 180 grados.

En “…In The Wrong Country” encontramos una mezcla efectiva de country y rock británico que consigue armonizar el sonido de las guitarras, violines y pedal steel con un inconfundible timbre de voz del propio Henry.

Tuvimos la ocasión de hablar con él sobre el disco, sus influencias  y la manera de grabarlo, y esto es lo que nos contó.

 

¿Qué tal estás Henry? Después de tu trabajo con “The False Friends”, y un EP en el que adelantabas tus intenciones en cuanto al cambio de sonido, ¿Cuáles son las sensaciones con “…In The Wrong Country”?

Pues estoy muy bien, la verdad, estoy encantando con el resultado conseguido, el disco refleja exactamente lo que yo quería mostrar, y además he tenido la suerte de poder trabajar con profesionales fabulosos de todo tipo, desde los músicos que han grabado a los productores, pasando por ilustradores y fotógrafos que se han encargado del artwork. Probablemente por eso ha quedado todo tan bien. A quien buen árbol se arrima…

 ¿Cómo llega uno a esa mezcla de Americana, rock británico y rock sureño? ¿Te identificas más con uno que con otro?

No es algo preconcebido, es más una consecuencia inevitable de vivir en el siglo XXI y escuchar muchos estilos de música distintos: siempre empiezo intentando hacer un tema de country, que es con lo que más me identifico, pero después la canción va creciendo y a veces te pide ir en una u otra dirección, y yo nunca me pongo límites en ese sentido. No soy un pureta para nada.

 Con “The False Friends” te acercabas a un público quizás más joven, más indie. Con un sonido country y un estilo más acústico, ¿se busca ampliar el espectro sin perder la curiosidad de los fans que te siguen desde el principio?

Con The False Friends buscaba meter cabeza en un estilo que estaba de moda, y con este proyecto lo que busco es hacer lo que me apetezca, una música que represente todo lo que me gusta, sin preocuparme de etiquetas. Probablemente eso lo que hará será estrechar, no ampliar, mi espectro de público.

 ¿Cómo ha sido la aceptación en este nuevo formato a diferencia de tu antigua banda?

Ha sido como empezar de cero, literalmente. De hecho, no conozco fans de The False Friends que me sigan en solitario, ni los veo en conciertos ni hay interacción a través de redes sociales. Y como todos los principios, son duros: tienes que volver a encontrar a tu público, que ya no sabes cuál es. Nuevos músicos, nuevo circuito de salas, medios… Pero en esas estamos.

¿Tenías claro el sonido en que te ibas a desenvolver después del capítulo que supuso “The False Friends”?

Sí, desde el principio. En The False Friends lo que yo hacía era transformar las canciones componía, adaptándolas al brit-pop-indie, que era nuestro estilo, y ahora ya no las disfrazo. Por eso el anterior EP, “Revisiting The False Friends, vol. I”, es un interesante experimento, ya que puedes escuchar algunas canciones de la banda de la manera en que originalmente fueron concebidas. 

¿Cómo ves desde tu posición, la industria musical en España? ¿Ha sido duro poder sacar adelante este disco? 

Mi posición es la de alguien que no vive de esto, por desgracia, así que realmente no conozco bien la industria desde dentro. En términos económicos ha sido duro sacar el disco porque me lo he tenido que costear yo completamente, pero al final es cosa de ahorrar. Ahora, la tarea de recuperar la inversión realizada… eso sí que se prevé duro, no hablemos ya de generar beneficios.

Parafraseando el título del álbum, ¿Crees que estás “In The Wrong Country” para la música country, o por el contrario, al no ser un género tan arraigado a España, puede tener mejor acogida?

Las modas son algo impredecible, con The False Friends hacíamos una propuesta totalmente ajustada a la demanda de entonces y no cuajó, así que quién sabe lo que va a pasar cuando el disco vaya llegando a la gente. Según parece, los flecos están volviendo…

 El disco está muy cuidado y tiene un sonido exquisito. ¿Ha sido auto-producido? ¿La banda del disco es la misma que veremos en los conciertos?

¡Gracias por eso! Échale la culpa a Antonio Astray que grabó y a Pau Paredes que mezcló y masterizó.

El disco está auto-producido al 100%, he tenido que ahorrar mucho, pero me alegra decir que todo el mundo que ha participado en él ha cobrado, lo cual me parece justo.

La banda que grabó es la misma que toca en directo (Sergio Loeda al bajo, Dani Campillo a la batería y Alba Sola al violín) con un par de excepciones: Nico Álvarez, que tocó el pedal steel en el disco (¡todo un lujo!) pero no nos acompaña en directo, y Leyre Aranda, que es la última incorporación al proyecto y que hace coros.

 Es un disco que en directo, debe de resultar muy divertido de tocar. ¿Estás deseando presentarlo en los escenarios?

El disco está pensado para ser tocado en una sala, y es ahí donde de verdad puedes disfrutarlo. El show que tenemos ahora es pura energía y muy divertido, la gente lo nota cuando viene. Se les ve en la cara.

¿Cuáles son tus planes para este año?

Tocar, tocar y tocar. Presentar el disco por toda España, y si hubiese suerte, por el extranjero.

Anuncios

¿Qué te parece?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s