De repente Anna Calvi.

Contar en pocos meses con sinceros admiradores de la talla de Brian Eno o Nick Cave es definitivamente un plus.  Nacida en Londres con sangre italiana por sus venas, Anna Calvi ha lanzado al mercado el mejor álbum de lo que llevamos de año, uno en el que  si habláramos de cine, sin duda uno de los Oscars que se llevaría sería el de mejor fotografía.

Los géneros que abarca son muy variados, aunque consigue dejarlos en un segundo plano para imponernos con su actitud lo que de verdad importa, el contenido y el fondo de la obra. Magistral. Su personalidad, su pose, y su enorme voz tienen una fuerza natural arrolladora que acaba por convencer al más escéptico. Puede que otros artistas estén convencidos de su obra pero no logren convencer a los demás de que así sea, pero en éste caso,  ella es la obra en sí, ella es “Anna Calvi The Album”, en todo su esplendor,  formando un todo inseparable. No desvía la atención ni intenta engañar. De ahí su éxito.

Nominada como anteriormente Florence & The Machine para las votaciones del Sound of 2011 de la BBC, ha sabido guardar los aplausos y dejar los pies bien clavados en el suelo. Razones para levitar no le faltan: Nick Cave la eligió personalmente para telonear a sus GrindermanBrian Eno ha comentado de ella que es lo mejor desde Patti Smith. Y por si fuera poco hace las segundas voces en la gran Desire y Suzanne and I. Incluso el diseñador Karl Largerfeld ha comentado que es su álbum favorito.

Sus influencias le vienen marcadas sobre todo, como ella ha afirmado, de la opera italiana que su padre le descubrió. Su emoción deriva de ahí pero también ha hundido sus raíces en artistas como Debussy,  María Callas, Jeff Buckley o Leonard Cohen.  Debemos señalar también el excelente trabajo que ha realizado el también productor de PJ Harvey Rob Ellis, que hace una labor encomiable para conseguir ese DIY feeling que tan buen sabor de boca deja.

El leitmotive del album es realmente enigmático. La mezcla imposible  de inocencia, descaro y miedo culmina una voz de soul sensual magnífica que se encuentra a gusto en ambientes de blues de bar humeante o rock detallista,  y que hace que el álbum no pueda ser acusado de falta de contemporaneidad, si bien el estilo está más asociado a otras épocas.

Anna Calvi consigue dibujar un toque de lujo a la vieja usanza, con clase, modales y elegancia. Es más bien un cómo desmarcarse realmente del camino que cree marcar la moda musical y no morir en el intento, sino hacerle nacer.

Radica su talento precisamente en conseguir que el oyente se quede finalmente con ganas de conocer qué y quién está escuchando, cuando el álbum es ya de por sí lo más sincero y parecido a su embajadora posible.

Un álbum para amantes de la música. Imprescindible.

Abajo el primer single: Blackout.

Anuncios

4 Respuestas a “De repente Anna Calvi.

  1. Pingback: Como suena: Lana del Rey | Rockast

  2. Pingback: Lo mejor de 2011. | Rockast

  3. fue lo mejor que escuche ,en el 2011……..intensa , bella , anna lo mejor………!!!!

    Me gusta

  4. Me alegro de que le guste. Es sin duda excepcional, y una trabajadora incansable que no para de dar conciertos. Me quito el sombrero.

    Me gusta

¿Qué te parece?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s