Archivo de la etiqueta: rock en español

Argentina devuelve el Rock.

El Mató A Un Policía Motorizado fotos

Son varias las generaciones que crecieron despertándose con la sintonía de La Jungla de José Antonio Abellán cuando todavía se podía escuchar Cadena 100. En un tiempo en que las mañanas eran de Abellán y las tardes de Rafael Escalada. Cuando escuchar aquella emisora era sinónimo de descubrir grandes bandas de aquí y de allá. Y mucho de allá, y de muy buena calidad. Recuerdo descubrir tanto a Ratones Paranoicos como a Súper Ratones prácticamente a la vez y pensar en qué tenían los músicos argentinos con los roedores. Ese rock argentino tan habitual en la radio fórmula entonces junto a conocidos como Fito, Ariel, Andrelo, o Fabulosos Cadillacs, cayó en el olvido en detrimento de músicas más huecas. Con Internet en plena ebullición resultaba entonces menos frustante y más gratificante empaparse de la buena historia de Soda Stereo, Babasónicos o Charly García y seguirles la pista.

Con ello uno dejó el rock argentino aparcado, siguiendo siempre al maestro Cerati y Andrelo, pero sin indagar más allá. Hasta este año. En algún momento cayó en mis manos un álbum llamado La Dinastía Scorpio que me hizo volver 15 años atrás y sentir esa emoción cargada de alegría y triunfalismo que era siempre el chute de rock argentino.

El autor, Él Mató A Un Policía Motorizado, es una banda de La Plata, poco conocida en nuestro país, que han lanzado 3 EP’s y que han venido a España a presentar su segundo álbum, por varias ciudades. El disco es un compendio de grandes temas de rock sin paliativos, fácilmente adictivos, con guitarras al más puro estilo Pixies o Weezer, y momentos más Planetas como en Nuevos Discos. Sus letras quedan abiertas a múltiples interpretaciones hábilmente conseguidas y que son jaleadas en directo como si de un partido en la Bombonera se tratase.

La banda cerraba este fin de semana en Madrid su gira, con 2 llenos absolutos en Moby Dick, posiblemente la mejor sala en cuanto acústica se refiere en la capital, madera mediante. Estuvimos en el concierto del Viernes en una sala completamente abarrotada que no entendía de derbis y tan solo cantaba el gol de Diego Costa a 300 metros de allí, cuando algún despistado lo gritaba haciendo caso de algún chivatazo digital.

el-mato

La noche empezó con algún problema en el sonido que quedó arreglado en las primeras canciones, aunque la banda dejó claro que estaba dispuesta a lanzar su electrizante show desde el minuto uno y no dejarnos caer hasta el final. Tema tras tema el personal gozaba de lo lindo sabiendo lo poco que se prodiga esta banda en nuestro país, algo que empezará a ser más habitual viendo la bestia que llevan dentro. El hecho de ver a la gente bailar, botar, reír, corear y desgañitarse entre canción y canción con el miedo de que el concierto llegue a su fin, y formar parte activa de todo el cóctel, demuestra que son los ingredientes de la receta del concierto perfecto. Él Mató, como los conocen en Argentina, tiró de temas de su último álbum donde destacaron Mujeres Bellas Y Fuertes, Mas o Menos Bien o Yoni B, aunque también hubo tiempo para ya clásicos como Navidad En Los Santos, Amigo Piedra, Mi Próximo Movimiento, o una inconmensurable Chica Rutera que el personal se encarga de cantar antes durante y después de la actuación.

Genial banda que va a tener difícil poner fin de verdad a la gira como decía el cartel, viendo el éxito que ha supuesto sus conciertos. “Ahí estamos. Poco a poco” nos comentaba Santiago Motoriado, voz cantante y alma de la banda cuando le preguntamos cómo era posible que no tuvieran más notoriedad y más presencia en nuestros festivales.

Si necesitan de un buen disco de rock en castellano y no quiere que le den gato por liebre, no lo dude, La Dinastía Scorpio y Él Mató A Un Policía Motorizado son la mejor novela que se puede escuchar este año.

Salud.

DB

 

Un año sin luz.

Exactamente el tiempo que lleva en coma uno de los cantantes de rock en español más importante de los últimos tiempos.


Sería una gran amiga colombiana quien me diera a conocer años atrás a Gustavo Adrián Cerati, un rockero argentino que encandilaba a sudamérica y que pasaba de puntillas en nuestro país.  Introvertido y meticuloso como pocos en su trabajo, necesitaba que los días durasen 30 horas para terminar todos sus planes. Como casi todo rockero tuvo sus flirteos con las drogas, pero supo parar a tiempo, y según reconoce, lo pasa peor con situaciones explosivas, acumulaciones…  y no habla aquí precisamente de drogas. Inseguro en su seguridad: «No hay nadie más inseguro que aquél que muestra seguridad, y si yo veo que parezco una persona segura, es una forma de defenderme, de ponerme frente a los demás. Me siento muy inseguro, me encuentro como un principiante en muchas ocasiones de mi vida, al punto del absurdo». (Rolling Stone Julio 2010)

 El bueno de Cerati sufrió hace un año un accidente cardio vascular al terminar su concierto presentación de Fuerza Natural en Caracas, fechas ántes de lo que iba a ser su apuesta y puesta de largo del mismo en España.  Desde entonces partes medicos escuetos, progreso tan lento como agónico, y esperanzas a flor de piel. Un año después, los homenajes se repiten en todo el globo, significativo el del mismo Bono, que le dedicaría Moment Of Surrender, y que no dudaría en mandarle su amor y pedir en el Estadio Unico de La Plata que no le olvidaran…

Efectivamente cuando un fuera de serie cae de ésta manera tan trágica, no se le olvida nunca. El músico argentino, ex cantante de Soda Stereo, banda que marca un ántes y un después en el rock de su país, atravesaba posiblemente su mejor momento musical.  Está internado en la clínica Alcla, en estado vegetativo, clinicamente estable y con asistencia respiratoria, aunque mantiene un plan de desvinculación progresiva del respirador.  Su madre Lilian Clark ha comentado que no pierde la fe en que Gustavo despierte y su familia siempre se refiere a él en presente. Así todos los días le sientan en una silla de ruedas y tiene pequeñas reacciones a estímulos externos, lo que es algo alentador. También contó como le suben las pulsaciones o mueve la cabeza cuando vienen amigos músicos como Fito Paez, Luis Alberto Spinetta o Ricardo Mollo y le tocan alguna canción, o como le llega a sujetar la mano con fuerza cuando le recuerda que Mamita está a su lado.

Las muestras de afecto llegan de todo el planeta. También en Mexico se reunieron rockeros nacionales para cantar sus temas recientemente, Maná ha manifestado su devoción e interés en visitarlo y Caifanes, Shakira y Alejandro Sanz también ha pedido la recuperación del cantante. Los fans por supuesto también han organizado quedadas como la del Teatro Griego que fue retransmitida via internet.

Una imagen de la Virgen de Guadalupe vela a los pies de su cama. Todos los amantes de la música seguimos consternados ante ésta triste noticia que no parece avanzar nunca definitivamente. Destino, casualidad… hay muchas maneras de llamarlo pero nadie podrá explicar el porqué de su accidente. Como dijera su amigo Calamaro: mientras hay vida hay esperanza. Y vida hayla. Esperemos que saque fuerzas de donde sea para que despierte algún día y nos pueda deleitar con algo más de magia.

«Te quiero para siempre, pero siempre es hoy. Al final siempre es hoy».

Fuerza Cerati. Estamos contigo.

Dave.