Working On A Dream: El Jefe en estado puro

bruce-springsteen-2009-001

Hacía semanas que nos frotábamos las manos esperando éste disco como una lluvia casi mística para ver qué eran capaces de crear unos tipos, que comentan que están creando un disco que sintetiza la energía de lo mejor que hacen: el directo.

Y el disco ha demostrado estar a la altura de la expectación creada y que a pesar del título, tiene menos referencias políticas de las que uno se pueda imaginar. Para muchos posiblemente el mejor de la trilogía Rising / Magic / Working…

Bruce más que discos graba trozitos de vida, crea emociones palpables, crea realidades y sobre todo crea algo muy vivo que va más allá de lo puramente musical. El disco es una tanda completa de créditos de final de película de Oscar. Un gran bis de 14 temas.  Un fogonazo de luz. Un regalo.

Viendo como se encontraban algunos de sus miembros todo sugería que la gira que hemos visto iba a ser la despedida de la E Street Band de los escenarios, pero parecen resistirse a caer en los retales de los libros de la historia y vuelven como lo que siempre han sido, la mejor banda de acompañamiento de la historia del Rock.

Supongo que muchos estarán leyendo ésto con el disco machacado ya varias veces, sin buscar realmente una crítica,  sino una afirmación de que lo que han escuchado es realmente lo que han escuchado.

Working On a Dream nos ha ido goteando grandes temas hasta la salida del álbum. El propio Working On a Dream es una delicia que nos prepara para lo que se nos viene. Un tema por lo visto basado o pensado en todo lo que rodea al huracán Obama, con una melodía sincera realmente bella, y un silbido con el que Bruce, si no te has dado cuenta, te acaba de meter en su bolsillo.

Lo primero que nos dejaron escuchar fue Lucky Day, tema muy Stones, suena a clásico instantaneo, podría ser de los 80 sin desentonar un ápice,  con un directo prometedor y una de las contadas ocasiones en que escuchamos el saxo de Clarence en el álbum.

Working comienza con el rebufo de Magic, pero con la diferencia que no te deja bajarte de la montaña rusa y te engancha brutalmente con Outlaw Pete, con violines, cellos, cambios de tempo, crescendos, y un rancho entero en el estudio. Una historia del viejo oeste basada en las historias que la propia madre de Bruce le contaba de pequeño. 8 señores minutos. Comparaciones bien aparte.  Sencillamente brutal. (por cierto, curioso parecido que se le intenta sacar del I was made for lovin’ you de los Kiss, todo hay que decirlo).

Queen of the Supermarket, un tema criticado por no ser de lo mejor que ha escrito, pero que deja entrever una vez más, como en practicamente todo el álbum un marcado aire a Roy Orbison que lo invade todo. Y sí, quizás liricamente pobre, pero hasta ahí. Un simple y brillante piano y una guitarra acústica acaban en un mural de sonido que hace flotar el tema.  Y el religioso What Love Can Do, porque sigue creyendo en sus trenes, tema que no tuvo entrada en Magic y que parece venir aquí como anillo al dedo, con un ritmo descarado, obligatorio último tema ántes de salir de fiesta.

Luego haremos una paradiña en el viejo blues distorsionado stuck in the middle of you de Good Eye. Y el suave medio tiempo susurrado de Tomorrow never knows.

Pero querido amigo, si todavía no te habías derretido es mejor que te dejes llevar:

Sólo un crack podría hacer algo así. Auténtico Springsteen Legendary Sound.  Bruce, algunos esperábamos éste tema desde el Tracks! Brendan O’Brien sacudiendo a Bruce o viceversa? Acaso sería mucho pedir un álbum producido exclusivamente por la E Street? Es decir, sin productor en absoluto?

Que el álbum es la vida misma no viene precisamente por los títulos de los temas. Pero esa es la música que hace ésta leyenda viva:  Life Itself, o detenerte a mirar tu vida desde fuera de tí, desde otro lado, desde encima del pupitre como aquél Club de Los Poetas Muertos.  Esa es la esencia, Kingdom Of Days, o la cara que recuerdas de determinado día, que no recordarás por nada más en especial, o la eterna del tiempo, que ves pasar cada vez más conscientemente. Eso es Working on a Dream. Es la vida en sí misma. Kingdom Of Days vuelve precisamente con ese aura inocente de la época y ese classic rock & roll de Roy Orbison, y el sello más inconfundible del sonido del jefe de Hungy Heart. Baila como si nadie te estuviese mirando.

“Why do the things that we treasure most slip away in time
Till to the music we grow deaf and to God’s beauty blind”

Más adelante, la melancolía y el guiño a Beach Boys lo encontramos en This Life. “And last but not least”,  el grandísimo tema el dedicado al gran Danny Federici, The Last Carnival, realmente el último tema del disco sin contar el Bonus Track. Una emotiva despedida a su amigo en tonos casi susurrados cantados desde muy adentro y con un final a coro angelical.

Para despedirnos tenemos el tema central de la película The Wrestler que no veremos por España hasta dentro de un tiempo. Un gran tema de bella factura que trata de alguien sin capacidad de encontrar la fuerza en algo que le ha echo daño. Alguien que busca el orgullo perdido y se pasa toda su vida buscándolo. De cabeza al Oscar.

And that’s Life Itself baby!

En definitiva Working on a Dream es verdad. Es una afirmación. Es positivismo. Es lo que hay. Sin trampa ni cartón.  Habla más que nunca de lo que su autor más ama y es un álbum cuyo sonido especialmente está también más en forma que nunca. Y ahí puede estar el secreto de su éxito. Parece estar escrito que tenía que ser el momento del boss.

Y aún queda una gira de propina…

Tus nietos desearán haber sido de ésta generación.


D.


Anuncios

3 Respuestas a “Working On A Dream: El Jefe en estado puro

  1. el jefe es un grande el disco esta la raja

    Me gusta

  2. Empecé a escuchar a Bruce con Magic e inmediatamente me compré Born to Run y The Rising. Cd’s que están cargados de energía y de canciones emotivas, por eso, este Working on a dream es muy bueno, porque sabe continuar con la esencia positivista de algunos HIMNOS que Bruce Springsteen ha compuesto. He leido críticas que dicen que este cd es flojo, incluso muy flojo(crítica del Metropolitan, suplemento del periodico El Mundo) pero soy partidario de que este nuevo cd tiene grandes canciones, aquellas que podrías escuchar todo un día sin aburrirte, hablo de OutLaw Pete, Working On a Dream, Surprise, Surprise y The Wrestler. El resto de canciones hay que escucharlas y descubrir su gran belleza. Para mi, Queen of the Supermarket tiene una melodía que me encanta, aunque la letra sea algo simple.
    Esperemos conseguir entradas para algún concierto que tiene pensado hacer este verano
    Un saludo

    Me gusta

    • Enhorabuena! Veras que Bruce es una fuente inagotable, de todo. No puedo estar más de acuerdo contigo. También ví el comentario de Metropoli, cosa absurda viendo como la semana anterior le habian dedicado 1 pagina y media y habían hasta cometnado cancion por canción.. en fin, a veces hay q crear algo de ‘polémica’ para ser visto supongo.
      Suerte con las entradas, allí estaremos.

      Me gusta

¿Qué te parece?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s