La balanza de Nashville

No es que se echara en falta un nuevo disco de Kings Of Leon como puede pasar con otras bandas, lo que sucede es que sentados en el último sillón en el que se termina haciendo casi cómodo esperar 3 y 4 años por escuchar un nuevo LP, nos parece ya casi inusual encontrarnos con algo nuevo antes de tiempo. Del tiempo al que nos han acostumbrado.

Kings of Leon es una banda de otra pasta, con 2 tipos de seguidores, básicamente, los nuevos, y los viejos. Los nuevos empezaron a finales de 2008, concretamente después de lo que significó su lanzadera al hype  mundial que fue Because Of The Times y la parafernalia de Sex On Fire y su Grammy a Use Somebody Los viejos echan de menos el bullicioso Aha Shake Heartbreak, bastante lógico, pero seamos open minded.

Come Around Soundown es un álbum que jugará al despiste, lo que llevara a su descontento general. Los nuevos fans lo miran con recelo pero también los viejos, al no acabar de convencerles la personalidad actual de la banda. Pero es lo que hay. Son los Followill haciendo la música en la que deben creer en el momento que están viviendo. Nada más. No iban a sorprender a éstas alturas con una segunda parte de nada, ni un Viva La Vida para llenar estadios. Éste es un álbum lo bastante equilibrado para mostrar su ingenio y a la vez lo suficientemente neutral de oídos afuera para acabar pasando injustamente “desapercibido”. Ya desconcertaron con el single y consiguiente video, que no hace ni un cuarto de justicia a la calidad del tema. No hacía falta ser tan conciso en los tópicos para explicarnos su punto de vista. Definitivamente Radioactive se defiende sola. Aunque imagino que ya suena en medio de un sandwich de Lady Gaga y Justin Bieber como complementos. Genial.

Pyro es otro de los buenos temas que encontramos, muy del estilo del álbum anterior, habla la angustia del protagonista y su rendición a un sueño, si bien puede parecer un poco forzado. En  Mary, cogen el molde del heavy metal más elemental, le dan un guiño a la música que salía de los viejos Cadillacs, y lo envuelven todo en papel Kings Of Leon. El resultado es un tema sencillo de amor sin complejos. Inusual. Un tema curioso. Situación casi de Mastercard: Concierto de los mismos, turno de Mary, evasión total, tu cerveza en la mano y tu chica que le encantan, a tu lado. Os brillan los ojos… El resto es imaginable.

Pero volviendo al disco, hay otras canciones como Back Down South, que parecen ofrecer sólo pequeños destellos de lo que son capaces. Realmente el concepto del disco en sí nos ofrece a unos KOL en frasco demasiado pequeño, demasiado lights para un cuarto disco, incluso si pretendían hurgar en sus raíces y ofrecer su mejor versión de la música americana de ese lado del mapa. Correcto en en el fondo pero no en las formas.

Algo de cualquier manera previsible, si vemos como viene funcionando la historia musical y los álbumes siguientes  a grandes éxitos de ventas, como fue Because of the Times. Es de todos modos un álbum altamente disfrutable, sin ser tremebundos ni agoreros, y más viendo la mediocre calidad que existe alrededor y el bombardeo con el que nos acosarán en las cercanas Navidades. La expectación realmente debería comenzar ahora, con el what’s next que salta después de éste álbum y consiguiente gira.

Buena oportunidad para verles en directo, muy pronto por España. Concretamente el 1 de Diciembre en el Palacio de Vistalegre de Madrid a unos precios decididamente caros.

Salud.

Dave

Anuncios

¿Qué te parece?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s