Archivo mensual: marzo 2009

The Pains Of Being Pure At Heart o la revelación de la temporada.

O lo que sucede cuando formas un grupo para dar un solo concierto con motivo del cumpleaños de uno de los componentes.

The Pains son 4 neoyorquinos -de la nueva oleada musical de Brooklyn para ser más exactos- que parecen suecos, con un sonido pop muy reconocible por el indie español. . Los tipos en cuestión demuestran cómo sin hacer nada nuevo se puede hacer un álbum tan fuerte, eficaz y sobre todo convincente. No deja lugar a dudas desde la primera escucha. Más que revival ochentero derrapa por los tempranos noventa dando una vuelta de tuerca más al shoegazing. Tienen un sonido depurado al estilo de My Bloody Valentine, House of Love, Jesus And Mary Chain, Los Planetas y hasta La Casa Azúl por momentos. Un álbum de éstas características es muy facilmente criticable, y cuanta más crítica levantan por su falta de originalidad más éxito parecen tener.

Su energía y exuberancia se dejan caer en todos y cada uno de los 10 temas de su primer LP. TPOBPAH es la pureza más ingenua del indie pop.

Ejemplos los tenemos a puñados, el Come Saturday, This Love is Fucking Right, A Teenager In Love, Young Adult Friction, un tema pop que ni pintado, con una melodía pegajosa y bailable hasta la saciedad. O el Sixpence None The Reacher alike de Stay Alive, un afirmavidas con aires de himno, un tema alegre con letras alejadas de la alegría que hablan de supervivencia en la ciudad donde el protagonista está atrapado.

El inventode momento  funciona, no obstante aceptamos barco estrellado para un futuro segundo trabajo.

Un buen regalo y definitivamente un gran disco que de aquí a unos años seguirás echando mano en cualquier momento.

Salud.

Mando Diao juegan con fuego.

mando-diao-give-me-fireyesLa espera tantas veces ansiada de un nuevo álbum puede pasar desapercibida si el regreso no está a la altura. En éste caso, 2 años después de su último LP los suecos Mando Diao vuelven a deslumbrar con Give Me Fire, posiblemente uno de los mejores discos en lo que llevamos de año. Normalmente a los grupos les cuesta lo que a los fans mas les suele poner, mirar hacia atrás y hacer el sonido que antaño nos cautivó. Así que los chicos de Borläng vuelven con un disco al más puro estilo de su debut. Un soberbio disco del primer al último tema. Un duro correctivo a la prensa que insiste en ignorarles y tenerles como eternos aspirantes a cualquier trono. Algo parecido a lo que les pasa a Mando Diao les sucede a Black Rebel Motorcycle Club, a los que se acercan a veces demasiado como veremos más abajo.

Ésto es un gran disco de Rock. Vibrante, excitante, provocativo. Franz Ferdinand podrían tener la mosca detrás de la oreja, sobre todo por tenerles de teloneros, ahora mismo. Producido por ellos mismos con la ayuda de los Salazar Brothers, que han firmado el primer remix de Dance with Somebody. Encontramos una fantástica percusión pero además hay lugar para trompetas, saxofones e instrumentos de cuerda. Toda para darnos unos sonidos oscuros, agresivos, con una producción espeluznante.

Despúes de éste disco reconsagración no veo que les queda a estos tipos para ser una de las bandas referentes y que por lo menos desde los grandes lápiceros se les saque del sotano. Tienen talento, grandes voces, sonido eficiente, originalidad, personalidad… así que me temo que poco les queda de teloneros de nadie.

En el disco nos encontramos con un sobresaliente Dance With Somebody, pellizcando la escuela Franz Ferdinand por momentos, y peculiarmente parecido al Berlin de BRMC, pero también con las grandes Gloria, Mean Street es fabulosa, nos disparan con Give me fire, de baretos por Come On Come On, luego sorprende que el disco siga sonando bien en el tema 11, Go Out Tonite, y con You Got Nothing On Me.

En definitiva uno de esos discos de obligada escucha o tenencia si eres un buen melómano.

Salud.

DBV

James en el otro escenario.

Lo mejor de tener un blog es la no dependencia de tiempos ni espacios. Así pues, aunque éste álbum lleve casi 1 año en la calle, y ésta banda creada desde nuestro mundial, no nos parece mala idea de reseñarles en estos momentos. James han vuelto desde su Manchester natal con el décimo álbum de su carrera, el que confirma su reagrupación desde el Pleased to meet you de 2001. Lo mejor de todo es que parece que nunca se marcharon. Él Hey Ma en cuestión es formidable. Tiene un puñado de temas realmente vibrantes que si no has oido hablar ántes de ésta banda o si te quedaste en el mítico Sit Down, estoy seguro que te van a enganchar.

Su vuelta, lejos de caer en el saco de los sospechosos retornos musicales,  supone una inyección de energía en un mundo confuso que parece necesitar de voces de esperanza y protesta que le den vitalidad. Sonidos udosianos obvios reminiscentes de sus colaboraciones con Eno, pero que no desmarcan un estilo propio. James suena a James. Su escenario es secundario pero siempre han estado ahí. Del Hey Ma destacan sin fantasear Waterfall, Oh My Heart, Boom Boom o White Boy, por ejemplo.

Destacar también que son sobre todo una banda imprescindible en directo. El año anterior se pasaron por la Razz y de momento los chicos de Tim Booth han confirmado su presencia en el T in the Park.

Para los nostálgicos les dejamos con la prematura y emotiva despedida de la banda. Old School. 20 años atrás.

Welcome back.

Empire Of The Sun

A finales de Agosto sacaban éste dúo australiano su single debut, el mismo que les llevaría al Top Ten de su país y les sacaría del anonimato. Por supuesto, como toda la nueva ola australiana, lentamente se dejó caer por el Reino Unido para desembarcar con su primer álbum el Octubre pasado.

Su música,  eletrónica suave sobrina de los 80, viene con tintes glam de serie y se hace fácilmente escuchable y reescuchable. El nombre de la banda proviene de la novela del mismo nombre del año 1984 de James G. Ballard. El videoclip del fantástico Walking on a Dream está rodado también en Shangay.

Standing on the shore o We are the people se perfilan como candidatos a siguientes singles.Por cierto curioso parecido en la voz con Luke de los Kooks.

Saludos.

Qué hay de nuevo: Red Light Company

Hacemos un break con algo  fresco.  Éstos británicos venidos de todas partes han sacado ésta semana su nuevo disco y por lo menos de primeras comienzan bien apuntando maneras. Que no es poco.  Sus 2 primeros singles son Scheme Eugene y éste magnífico aunque de peculiar lírica Arts & Crafts.

A pesar de todos los nombres que no tenemos en la cabeza hay un montón de nueva y brillante música llegando de todos lados. Y no todo suena igual.

Próximamente aquí.

Salud.

D.

La vida moderna según U2

Ésta vez parece que han tardado más de la cuenta. Más de su cuenta, porque parecen tomarse con calma ésto de los discos nuevos. Y es que 4 años y medio es definitivamente mucho tiempo. u2

No Line On The Horizon se dejó entrever con ese tema tan discutido llamado Get On Your Boots y ese sonido que recuerda en ocasiones al Pop, y en ocasiones a los mismísimos Queen. El videoclip tiene una pizca de psicodelia que nos parece haber visto antes.

Pero entrando en materia, NLOTH va mucho más allá de su primer single, créete que al final está a la altura que podrías esperar y que, a pesar de todo no es un mal disco. Aunque Achtung Baby parezca mirar de reojo con cara de pocos amigos. Es un disco actual, vivo,  que ya no habla más en 1ª persona, pero quizas prescindible, aunque bien recomendaría a los que quieran empezar con U2, para que vayan escuchando su discografía del final al principio. Tiene un buen puñado de temas que siempre han estado ahí, a pesar de que te pasarán desapercibidos unos meses, quizás años. Verás.

La cosa empieza a todo gas con el tema que da título al álbum, grande el solo final de The Edge que corrobora un muy buena arranque. El comienzo del concierto? Quién sabe.

No queríamos  seguir un orden preestablecido pero al final caeremos.  Nos quedamos con Moment of Surrender,  el One del álbum, uno de los mejores temas de U2 de los últimos años. Aunque es un sí pero no, que no acaba de bordar lo que se proponen.  Una emotiva joya de 7 minutos grabado en una sola toma con un bajo hipnótico de Adam,  que hará que el tema vaya creciendo en tí poco a poco. Una bestia para soltar en un estadio. Un tema sin prisa ni pausa,  que recuerda al tempo de If God Will Send His Angels. Como bien apuntaba Julián Ruíz, uno ya no sabe quién plagia a quién, y en la voz de Chris Martin seguro que no nos sonaría descafeinado.

«It’s not  if  I  believe  in  love ,  but  if  love  believes  in  me.»


Otro momento que recuerda a Pop / Achtung Baby es Magnificent,  un tema muy dance y que ya casi vemos en las pistas de bailes con unos nuevos remixes.Y luego Unknown Caller es uno de los temas que se apoderó mas rapidamente de un servidor, un tema que entraría en All That You Can’t Leave Behind,  muy Walk On,  y con un solo de The Edge realmente espeluznante. Un tema para echar a correr. Un borrón y cuenta nueva. Un free to go.  The Edge comentó que la idea era que el narrador se encontrase en un estado alterado y su teléfono empezase a hablar con él.

I’ll go Crazy If I Don’t Go Crazy Tonight, es el Beautiful Day del disco, es un tema muy alegre, muy Sweetest Thing, con un Bono entusiasmado haciendo gala de falseto y…  riéndose de sí mismo.  Al menos eso parece en «El derecho de resultar ridículo lo llevo siempre cerca».  El rapero Will.I.Am. también ha trabajado en el remix final.

Con Stand Up Comedy aparece el lado funky, con nuevo lucimiento de The Edge, y con un punto Led Zeppeling-Stones-Beatles y Jack White. Un gran rock sucio. De lo mejor del álbum.

Estudio en Fez, Marruecos.

La banda ensayando en Fez, Marruecos.

Fez – Being Born tiene una primera parte instrumental inspirada precisamente en el Norte de África, donde han grabado parte del disco, y una segunda parte que nos recuerda mucho al Unkle más reciente, experimental, con sintetizadores y muy arriesgada. Muy buen resultado. También se deja querer y se arrima al sonido de los primeros 90. Una de las sorpresas del disco y también de las mejores.

White Snow es un tema del que Bono pretende que evoque los pensamientos de un soldado que moría por una explosión en Afganistán. Una canción muy ambiental, sin estribillo, está basada en un antiguo himno de autor desconocido del año 1100: «Oh Ven, Oh Ven, Emmanuel».

Y por fín otro gran tema favorito es el inmenso Breathe. Empieza con un ritmo trip hop, que sigue con unos guitarrazos que alternan con un suave piano, y que van a acabar transformándose en una pieza incontestable. Para muchos el mejor tema del álbum, que casi pone el punto final de éste. De postre nos encontramos con Cedars of Lebannon y el repaso de lo que pasa en el mundo a través de un corresponsal de guerra. Posee una letra enigmática y oscura. Otro tema ambiente recitado más que cantado.

En definitiva, un buen disco pero no un gran gran disco a la altura que se espera para U2.  Un bueno álbum a secas de unos desacreditados U2. Un álbum que seguro gusta a las nuevas masas. Aunque realmente no tan novedoso como nos vendían -o como nos vienen vendiendo cada vez que sale un álbum de U2-.

Es un álbum extraño, que abre un gran punto de inflexión en la historia de la banda. Deja entrever un ceda el paso a lo lejos del camino que parece ya inevitable.

Salud.


D.