El tiro de gracia del Rock

Hay una banda ahí afuera que hace un rock especial. Una banda con savia nueva que se echaba de menos y que hace mucha falta. Una banda que mira a sus raíces y las explota cual labrador su tierra. No importan las tendencias sino el sentimiento y convencimiento de dejarte el alma en lo que haces. Así se presentan los vecinos de Springsteen llamados concretamente The Gaslight Anthem. Sólo ellos podían ser los agitadores del rock más auténtico y aún no olvidado.

La influencia de Springsteen salta a la vista pero no es el único, la vena de Joe StrummerTom Waits, Buddy Holly o los Pretenders también está presente, incluso su sonido se acerca a los maravillosos Against Me! o the Cure por algunos momentos. Un rock vintage, afilado, unos riffs vertiginosos y unas letras evocadores de otras épocas y con ecos a Springsteen a veces demasiado cercanos (Meet Me By The River’s Edge).

Brian Fellon lleva la voz cantante en el proyecto. Un tipo al que su madre alimentaba con Cheerios y Born To Run, y que desde su management definen como un benévolo dictador. Sin embargo, Fellon no duda en destacar que la mejor fortaleza de la banda es la manera que tienen de tocar juntos sin comunicarse, aunque no vea a sus compañeros como amigos precisamente. Dice que nunca han tenido un mal concierto. Algo tendrá que ver los ensayos que religiosamente hacen de Lunes a Viernes y de 9 a 5, como si de una oficina se tratase.

Young boys, young girls, ain’t supposed to die on a Saturday night…

Su último álbum, The ’59 sound aparecido hace algo más de 1 año, es un clásico desde la primera escucha. Un sonido que bebe del punk y rockabilly, y que tiene en la pasión su mejor arma. Así el álbum abre como un huracán y un Mary en Great Expectations, seguido de The ’59 sound, tema en el que Fallon se pregunta si en los últimos momentos de la vida de un joven amigo suyo, tuvo la oportunidad de escuchar su canción favorita…  Old White Lincoln tiene un tono de voz que por momentos nos evoca a Brandon Flowers, Miles David & The Cool, y una humilde The Backseat… son solo algunas joyas de un álbum que destila optimismo y talento a raudales.

Realmente faltaba en el panorama musical una banda con la rabia y las ganas que desbordan The Gaslight Anthem. Se pasaron por el BBK Live el año pasado y será dificil verlos de nuevo por aqu, pero esperamos confirmaciones de festivales.

Creo que éste debe ser el resultado que buscan las bandas emo cuando hacen música.

Salud.

D.

Anuncios

¿Qué te parece?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s