La estrella de Alabama brilla en Madrid

C'mon Brittany!

Un momento de Brittany en la actuación de la Sala El Sol.

Que Brittany Howard, cantante de Alabama Shakes, ha nacido con estrella es algo que ya sabíamos y comentábamos hace meses por aquí.  Que sus directos son mucho mejores que su álbum de estudio también. Pero lo que nos encontramos los 400 afortunados que pudimos asistir el Jueves pasado a la Sala El Sol de Madrid fue mágico.

Una banda buena de verdad, muy sobrada, que da la impresión de que llevan 8 discos y no uno. Una compenetración entre sus miembros excepcional y una cantante con un carisma para soñar sin límites,  que posee un don natural, una estrella que saca brillo sin apenas proponérselo, y que igualmente, deja la impresión de que con todo,  te está dando 10 cuando te puede dar 100.  Por eso creemos que pocas bandas pueden tener a priori una progresión tan grande como ésta.

Tuvimos la ocasión de charlar con ella antes del concierto. Se mostró afable, cercana, con las mismas inquietudes que puede tener cualquier chica de 23 años, preguntando por Madrid, por la sala -que afirmó que le había encantado-, pero con la seguridad que le da que alguien con autoridad (Robert Plant?) le haya ofrecido un par de buenos consejos para nunca despegar los pies del suelo.
Curioso cuando comentaba que el concierto duraría sobre una hora, y cómo al preguntarla por covers y bises dejaba caer un “maybe… we’ll see how it goes”.  Y vaya cómo fue. Porque tocaron 20 temas, más que en ningún otro concierto que hayan ofrecido recientemente. Con una futura entrevista apalabrada nos dirigimos a la sala con buen feeling y convencidos de que sería una de esas noches.

Y efectivamente así fue. La banda sacó toda su artillería para crear un ambiente único, empapado del sabor del buen blues y soul americano que dejaba boquiabierto al personal con su tremebunda voz, sus solos y el peso del sonido de una banda que si nada falla, debería estar muchos años dando guerra.

Aparte de tocar su álbum debut al completo, también entonaron Heavy Chevy y Mama de su EP Heavy Chevy. Un tema que incomprensiblemente no entró en el album y que sonó especialmente bien, fue Always Alright, que demuestra sin tapujos el potencial que atesoran. Tendrían tiempos para deleitarnos con Makin’ Me Itch, una de los nuevos temas que nos presentaron, así como Worryin’ Blues.  Aunque fue en temas como Heartbreaker o You Ain’t Alone especialmente, donde hizo que el silencio de la sala fuera el 6º Alabama para que terminaramos rindiéndonos, más aún si cabe, a su inconmensurable talento. En Worryin’ Blues, otro tema nuevo, nos presentó al resto de la banda,  su inseparable Zac Cockrell al bajo, con el que empezó toda la aventura, el no menos bueno Heath Fogg que le acompaña a la guitarra, el teclista Ben Tanner y el batería Steve Johnson, sujetando a la banda en todo momento.

Tuvieron incluso tiempo para atreverse con el tema de la serie animada Squidbillies o el How Many Times More de Led Zeppelin. Se despedirían con otro tema que no está en Boys & Girls, que sonó portentoso para dejarnos un sabor de boca inmejorable, como fue Heat Lightning.

Un concierto memorable que sin duda recordaremos en años venideros cuando la música les coloque en el lugar alto que merecen. Si tienen la oportunidad, no se los deben perder.

Abajo, un momento de su actuación en Hang Loose.

Salud.

DB

Anuncios

¿Qué te parece?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s