“No hubiéramos sabido llevar el éxito de los Smiths” Entrevista con James

James 2014 band

La música en ocasiones puede ser muy cruel. Debió suceder en algún sitio, de alguna manera y por alguna razón que es difícil de explicar. James empezaron en la música en el lejano año 82, y consiguieron hacerse un hueco en la complicada escena británica, junto a nombres como Smiths, Deacon Blue, Simple Minds o U2. Solo nombrar a quienes fueron sus teloneros estos años da vertigo: Happy Mondays, Stone Roses, Nirvana, Radiohead, Supergrass, Doves o Coldplay entre otros, veían como su popularidad crecía tras abrir para los de Manchester, mientras estos se quedaban a verlas venir. Grandes músicos curados de todo espanto, han conseguido llevar su música por todo el planeta, logrando incluso el mérito de ser abiertamente conocidos en cada rincón del planeta con álbumes completamente diferentes en cada país.

James han hecho música en cuatro décadas distintas y han sabido sobreponerse a las dificultades contra viento y marea. Es precisamente ahora, después de sus más y sus menos, cuando se consideran más que una familia. Destinados a sufrir la indiferencia intermitente de los medios, viven con la espina clavada de saber que la música les debe una. Una banda que nunca contó con la estrella de los Smiths, pero de quienes pronto se ganaron el respeto, consiguiendo que los de Morrissey canten sus canciones y les inviten incluso a tocar con ellos.

Este año han lanzado “La Petite Mort” (BMG/Cooking Vinyl) seis años después de su último LP. El álbum viene envuelto en la temática de la muerte, pero vista desde otra perspectiva. Abarcándola con total naturalidad, después de la muerte de la madre y el mejor amigo de Tim Booth.

Es un honor para Rockast poder hablar con ellos a través de Jim Gleenie, co-fundador y bajista de la banda, que nos explica con toda sinceridad su interesante punto de vista del nuevo álbum, la historia de la banda o las nuevas tecnologías.

¿Qué tal Jim? En 2008 cantabais “I’m alive” en la canción “Bubbles” y en este nuevo álbum os centráis en el tema de la muerte. Parece un gran cambio en en pocos años.

Supongo que sí que lo es. Quiero decir, la canción “Bubbles” reflejaba el nacimiento del hijo de Tim (Booth). Surgió en una época donde muchos de los miembros de la banda tuvieron niños, así que creo que todos hemos pasado por esa experiencia increíblemente mágica, positiva y maravillosa, que es el nacimiento de un niño. Pero al mismo tiempo, con la edad que tenemos, como hombres y como músicos, también hemos experimentado la muerte de alguien. Un nacimiento se plantea sobre todo en vida. Quiero decir, es un tema de conversación que es obviamente muy positivo. Pero algo como la muerte, particularmente en el oeste y por lo que conocemos también en el resto de Gran Bretaña, es algo que no se discute. Es algo que sucede pero luego hablamos de ello como si no existiera el resto del tiempo. Creo que este disco refleja hasta cierto punto, el punto de vista personal de la banda al perder a tu madre y a un íntimo amigo el pasado año, algo que influyó en las letras. Pero también nuestro deseo de alguna manera, de arrojar algo de luz en el tema, pero no de una manera negativa, ni triste, ni deprimente, sino una manera alegre e inspiradora. Pero sí, tienes razón en la contradicción, nunca he pensado en ello de esa manera. El contraste entre este tema y “Bubbles”, y el concepto con algunas de las canciones del álbum es bastante diferente ¿Verdad?

“Como banda, todavía hay algo que tenemos que demostrar. Pero no sabemos qué es, ni a quién se lo tenemos que demostrar.”

A pesar del título y temática del disco, es un álbum bastante positivo.

Sí, sí que lo es de hecho. Pienso que musicalmente está basado en la emoción y eso es algo muy positivo. Creo que es más o menos lo que buscábamos. Es difícil cuando dices que este álbum trata sobre la muerte. Porque eso implica que tus canciones deban ser tristes, y no creo que el disco lo sea. Pero creo que Tim también tenía que utilizar la muerte como una metáfora para el cambio. Es decir, no trata literalmente de gente muriendo. Hemos hecho un disco de perfil bajo, muy gozoso y muy festivo. Incluso el título del álbum, “La Petite Mort”, significa “la pequeña muerte”, que se refiere a un orgasmo. ¿Sabes? El disco intenta sacar el humor que lleva dentro. Pero se guía por el Día de los Muertos. El Día de los Muertos es una gran celebración de familiares y amigos que han fallecido. Y en absoluto es un momento triste o depresivo. Y creo que eso es lo que queríamos reflejar en el disco, el hecho de que la muerte es algo, que te guste o no, nos pasa a todos. Y tratarlo de un modo normal y llevadero, pero al mismo tiempo pensando en positivo. Lo último que queríamos hacer era un disco triste.

Ahora que Tim vive en California, ¿Es más duro mantener la banda unida cuando llega la hora de grabar un álbum?

Bueno, todos vivimos bastante lejos los unos de los otros. Incluso la gente que estamos en Gran Bretaña tampoco vivimos realmente cerca entre nosotros. Supone un gran esfuerzo. Tenemos que organizar bien el tiempo para asegurarnos de que podemos escribir canciones y trabajar en ellas. Pero también por la manera que tenemos de escribir. Tenemos la necesidad de estar todos juntos en el mismo lugar, porque no podemos hacerlo digitalmente, como solíamos hacer en el pasado. Así que tendemos a asegurarnos de que disponemos de tiempo. Podemos tocar en un festival y coger unos cuantos días extra e ir al estudio y escribir nuevos temas. Nos aseguramos de tener ese tiempo. Tienes que organizarte un poco más, y es difícil porque no vivimos uno al lado del otro. Tienes que bloquearte esos días. Y son muy intensos. Cuando nos juntamos para trabajar, son largos días disfrutando al máximo de lo que hacemos. Tienes que arreglártelas con esos inconvenientes pero no ha sido un problema.

“No creo que tengamos el reconocimiento que merecemos”

En “La Petite Mort” trabajais con Max Dingel. ¿Cómo ha sido? ¿Ha sacado lo mejor de vosotros?

Creo que sí. Mientras escribíamos el disco sabíamos que estábamos escribiendo un buen puñado de canciones. Estábamos muy contentos con la composición. Queríamos un disco que sonara grande y nos gustaba mucho lo que había hecho Max Dingel con Glasvegas, los Killers o Muse. Ha hecho grandes discos que suenan muy bien. Nos conocimos y nos gustó. Nos gustó su actitud. Pasamos tres días en el estudio para ver cómo funcionaban las cosas y fue realmente bien. Es como si aportara una especie de poder sónico, más energía a lo que hacemos. Creo que hemos obtenido eso en directo antes, pero quizás nunca lo hemos trasladado a un disco. Y Max es como un científico loco. Tiene todo el equipo adecuado, con el estudio lleno de todo lo que ha ido reuniendo por todos los rincones del mundo. En los arreglos se concentra especialmente en el sonido de los instrumentos, consiguiendo que suene increíble incluso antes de que toques algo. Y creo que el disco refleja que realmente estábamos muy, muy, muy felices con cómo fue desde la base Quiero decir, por momentos es brutal, es un gran disco, las canciones son bastante abrasivas. Pero eso es lo que somos. Creo que eso es algo de la energía y la potencia que conseguimos cuando tocamos en directo. Pienso que Max ha capturado eso en el disco.

Empezasteis a hacer música antes que los Smiths, pero ellos se hicieron famosos muy rápido. Si James hubiera tenido el mismo éxito, con la misma rapidez, ¿Crees que hubierais sabido llevarlo?

En absoluto. Es curioso que me preguntes esto porque el otro día precisamente lo hablábamos Tim y yo. De cómo los Smiths estaban instantáneamente preparados para el éxito. Tan pronto como veíais el videoclip, sabías que iba a ser grandes y que estaban preparados para ello. A James le llevo un largo tiempo conseguir reconocimiento; éramos muy frágiles en los primeros años como banda, y nosotros como personas, no hubiéramos sobrevivido. En absoluto. Con toda certeza. Nuestra carretera ha sido larga. Muy lenta y laboriosa. Difícil por momentos, pero era lo que necesitábamos y creo que esa es la razón por la que estamos aquí todavía. Sabes, hemos tenido la oportunidad de dejar que nuestra música descubriera lo que quería ser. Las relaciones en la banda han cambiado. Hemos pasado por muchos desastres, hemos arreglado esos desastres y hemos vuelto a ser amigos. Y ese es el viaje. Ha sido bastante privado, no creo que sea algo que se haya aireado en el primer plano de los medios. Y creo que es porque la mayor parte del tiempo nos reservamos para nosotros mismos. No somos una banda que busque la gloria, o una banda que haya tenido prisa por conseguir el éxito rápidamente, o al menos tan rápido como lo hicieron los Smiths. Lo hubiéramos quemado. Al final solamente hubiéramos aguantado dos o tres años al máximo.

Llegados a este punto de vuestra carrera, ¿Cuál crees que es el secreto de vuestro éxito? ¿Cuál sería vuestro consejo para las bandas jóvenes que intentan hacerse un nombre en la música?

¡Wow! Creo que disfrutar y ser feliz con lo que haces, seguir buscando retos con lo que haces…Creo que como banda hay algo que todavía tenemos que conseguir; necesitamos demostrar algo. No sé lo que es, ni sé a quién se lo tenemos que demostrar. ¿Sabes? No sé si se lo tenemos de demostrar al mundo o a nosotros mismos. No lo sé. Pero hay un deseo todavía dentro, como si quisiéramos algo, como si necesitáramos algo y realmente no sé lo que es. Y no nos arrepentimos del pasado. James ha sufrido en el pasado, hemos tenido grandes discos, pero durante mucho tiempo ha sido bastante difícil. Ha sido difícil con la industria, ha sido difícil con las relaciones en la banda… Pero hemos aprendido probablemente de los últimos 10 años juntos que precisamente estando juntos es cuando puedes de hecho disfrutarlo. Es imposible no tener un buen trabajo si lo que haces es lo que amas, y además puedes disfrutarlo al mismo tiempo. A nosotros nos llevo mucho tiempo darnos cuenta, si te soy honesto.

James 2014

“Es imposible no tener un buen trabajo si lo que haces es lo que amas.”

Muy a menudo, ser músico significa que tienes que mostrar tu personalidad y vida personal en la música que haces, así que terminas perdiendo intimidad. ¿Es algo implícito en la vida de un músico?

¿Cuándo tu vida privada se transforma en tu vida pública? Sí, creo que tienes razón. Obviamente, al hacer el trabajo que has elegido, hay una gran proporción de tu vida que es pública y no hay nada que puedas hacer. Si buscas tener éxito, vas a atraer toda esa atención y no es algo que puedas sencillamente apagar aunque quieras hacerlo. No puedes pedir a la gente que no esté ahí durante ciertos momentos, pero a veces es desagradable estar en el ojo público. Lo que haces, lo que dices, cualquier letra que escribes, tu actitud, tu opinión… está ahí fuera para que lo vea el mundo. Especialmente ahora que con las redes sociales todo se difunde muy rápidamente. Puedes decir algo y ¡Bam! está por todo el mundo. Quizás esa sea la naturaleza del mundo en el que vivimos ¿verdad? Parece que hay mucha menos privacidad. Cada vez tienes más gente en redes sociales y eso significa menos privacidad. Me he dado cuenta de que esto está bastante extendido. Pero supongo que tienes elección. James tiene una cara pública, y tienes que intentar mantener una parte de ti privada, e intentar mantener esa parte en la normalidad de tu vida diaria, y no dejar que James lo decida todo. ¿Me entiendes? Creo que somos afortunados en algunos aspectos; no somos grandes mega estrellas que no puedan salir de casa. No tenemos que tratar con ese tipo de dificultad. Pero pienso que es una de las pocas cosas negativas de un trabajo que es muy, muy positivo.

Ahora que habéis hecho música en cuatro décadas diferentes, ¿Podrías decirnos vuestro punto de vista sobre la situación de la música hoy en día? ¿Qué es lo mejor y peor de estos días que vivimos?

Me encanta la música que se hace ahora. Quiero decir, escucho mucha música. El último álbum que compré, supongo que fue el nuevo disco de Elbow, o The National. Creo que aún hay mucha buena música ahí fuera. Pero la industria ha cambiado mucho. Un cambio absolutamente enorme en el tiempo que llevo involucrado en el negocio de la música. Sencillamente cómo se ha desplazado. ¿Es mejor o es peor? Realmente no lo sé. Pienso en ambos casos y creo en los dos; es más fácil para una banda sobrellevarlo sin tener que tratar con la industria. Porque tienes Facebook, y puedes conseguir que tu música se escuche fácilmente. Y eso conlleva muchas opciones, no solo una en el intercambio de música. 
Creo que es difícil y aún tenemos que buscar mucho para encontrar buena música. Y lo digo por el hecho de que la industria ha cambiado el sentido de los álbumes. Ahora hay muchas más bandas para ver en directo, lo que es absolutamente maravilloso. La gente todavía viene a conciertos, viene a festivales, y para nosotros es fantástico. Pero siempre está cambiando. La industria ahora no parece que sepa lo que va a ser o lo que quiere ser. En una banda tienes que tenerlo en cuenta y andarte con ojo con los cambios que suceden a tu alrededor.Tienes que cambiar lo que haces, y cambiar tus planes del mismo modo.

“La industria de la música no sabe lo que quiere ser”

Si tuvieras que empezar la banda ahora, ¿Sería más difícil que en 1982?

Probablemente sí. La manera en que conseguimos el éxito era muy tradicional. Aunque parecía bastante obvio lo que teníamos que hacer, eran necesidades específicas. Hay un camino muy tradicional; haces conciertos, consigues algunos artículos en la prensa, te pones en contacto con una discográfica, igual consigues un contrato, luego necesitas ropa, vas a la radio… El camino en la industria musical era más claro que ahora . No sé, ahora mismo no sabría por dónde empezar la verdad.

Al final, ¿Crees que se ha hecho justicia con James? La gente, los fans, los medios, los mismos músicos, ¿Se ha hecho justicia con todo lo que James ha hecho?

Esto va a sonar terrible, va a sonar realmente desagradecido y no tengo la intención de que suene así, pero no, no creo que tengamos el reconocimiento que merecemos. Suena ridículo porque he tenido una vida increíble de música. Pero no, no creo que seamos tan grandes como merecemos ser, y no creo que tengamos el reconocimiento de la prensa, los medios o la industria que merecemos. De nuevo, como he dicho, me avergüenza decirlo porque en mi vida no me ha faltado de nada gracias a la música, y he tenido una vida increíble. Toda mi vida adulta he estado haciendo algo que adoro absolutamente, y rebatir que podríamos haber obtenido más es confuso. De todas formas, decir algo negativo de nuestra posición es ridículo, porque estoy en una posición muy privilegiada. Aunque si tengo que contestar, la respuesta es que sí, la verdad es que siento un poco de falta de reconocimiento.

¿Eres feliz?

Muy feliz. Muy, muy feliz. Soy feliz en James y soy feliz con mi vida personal. Me casé hace unos años y soy muy feliz. Vivo en una parte estupenda de Escocia. La música parece que ha ido maravillosamente bien para nosotros por el momento. Este disco parece casi como un nuevo capítulo para James. Da la sensación de que se han abierto algunas puertas, algo que se nos estaba poniendo cuesta arriba. Nos encanta tocar estos temas. Estamos envejeciendo bien, lo que significa que obviamente disfrutamos estando juntos.

DB

Anuncios

¿Qué te parece?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s