Archivo de la etiqueta: alt-rock

Elbow, desconocido fiel.

Tienes unos minutos? Si no no te molestes, mejor ven otro día.

Si? Entonces escucha: esto es otra pequeña reseña-homenaje a una gran, gran banda: Elbow.

On A Day Like This desde La Piramide de Glastonbury éste año.


Elbow es uno de esos grupos tan despiadadamente ignorados fuera y casi dentro de la frontera Británica hasta hace poco. Un grupo que finalmente se ha visto justamente galardonado con uno de los premios con más solera de todo el circo de premios que existe en la actualidad: el Nationwide Mercury Prize. No obstante, desde el 92 gente como Suede, Primal Scream, Gomez, Badly Drown Boy, Dizzie Rascal, Franz Ferdinand o Arctic Monkeys lo han ganado. Y algunos contra todo pronóstico. Pero para eso están.

Aunque la verdad, éste año pintaba bastos, British Sea Power, Burial, Neon Neon, Radiohead, Robert Plant y Alison Krauss etc… todos ellos podrían encajar perfectamente en el perfil que se busca para ganador de este galardón. Pero les cayó a Elbow. Muy justo el reconocimiento no solo a The Seldom Seen Kid, uno de los álbumes del año, si no a toda la ascendente carrera de los chicos de Manchester. (por cierto, que algunos dudaban de si serían capaces de interpretar On A Day Like This en directo… ahí queda eso)

Su cantante Guy Garvey es un gran frontman y posee una voz magnífica, no muy rockera pero suficiente para saber desmarcarse del clan Chris Martin/cantante de Keane. Elbow es un grupo que hace rock de lado, exquisito, bello, hecho con pasión. Un grupo que o bien te place o bien te produce la misma indiferencia de que solían gozar, supongo que lo primero si es que sigues leyendo. Por que según pasan los álbumes mejoran sin perder su estilo. Ellos son la hormiga trabajadora del rock británico. Es de esas bandas de degustación, de auriculares, que a medida que les escuchas te van enganchando progresivamente. Esa música que parece hecha para solamente ser escuchada, sin más distracciones, sin hacer nada más, escuchar y pensar mirando al techo.

Han publicado 4 discos y aunque asomen la cabeza por su reciente premio, son adorados por un gran puñado de amigos dinosaurios ya del rock, vease Bono y compañía.

Si te han gustado, extiende la palabra y escucha el postre.

NEW BORN

Salud.

D.


Anuncios

Ryan Adams, no hay color.

Jodido loco, no falla.

El nuevo disco de Ryan Adams se llama Cardinology.

Después de sacar nada menos que 3 discos en 2007 y de un Easy Tiger crítico para críticos, vuelve con sus queridos Cardinals a disparar perdigones a las latas. El tipo se ha ganado a pulso el ser uno de los pocos genios que aun tiene locuras que contar.

Realmente hay pocos artistas cuyos fans o críticos sean tan dispares como éste en cuanto a opiniones se refiere. Por ejemplo, según a quién se le pregunte te dirá que su mejor album fué el primero, o el famoso Gold, -por etiquetarlo de algun modo- o el casi último Easy Tiger.

Muy pocos no dejan caer la joya de Rock n Roll excusándose en que era un álbum de tránsito, que la compañía le pidió para no caer en temas tan deprimentes como suele escribir. De tránsito o de paseo, Rock n Roll es una joya acongojada. Un disco de esos que no te cansas nunca de escuchar. Un disco que aún hoy ahí afuera solo parece merecerse la palabra infravalorado. Para un servidor es uno de sus mejores trabajos. Querían un disco rockero, se lo dejo encima de la mesa. No le ha vuelto a dar, pero ojalá. R n R está hecho por un fuera de serie.

Un tipo que se balanceaba por todas las sustancias prohibidas que puede, que se encierra en hoteles con sus botellas de whisky y su guitarra, que tiene mal genio, pero que nunca echó a nadie de su concierto por pedirle un tema de Bryan Adams, que quede claro, y un tipo que tan pronto está en el show pertinente del prime time americano como está haciendo un chungoblog contando paridas de sus calcetines.

Y ahora en Cardinology con los Cardinals, una señora banda con quienes parece dar lo mejor de sí. Son tal para cuál. En la primera escucha me impresionó gratamente ya que me esperaba al Ryan más etílico y perdido. Pero no.

Ryan es un prolífico autor desesperado que hace temas como churros, sin ir más lejos, en Easy Tiger tenía más de 100 para escoger, escribe como le apetece, a veces hasta bromeando sarcasticamente, aunque Magick se te haga rara amigo políglota. Otras veces te quitas el sombrero ante la genialidad de Elisabeth you were born to play that part, por ejemplo, o versionando a lo bueno el Wonderwall de Oasis, o saltando por Note to Self . O caminando indiferente por Nuclear

La verdad es que aunque le enjaulen en el Alt-Country sabes que te puede dar una de cal y otra de arena el día menos pensado.

Fix it es el primer single, pero Cobwebs, Magick, Go Easy, o Skin ships hacen mella en tus oídos.

Espero tener la oportunidad de ver uno de sus directos y que me toque la lotería de que salga bien, ya se sabe…

Y si te has quedado con las ganas, el bonus track siempre es bueno.

Echa un vistazo más.


D.