Archivo mensual: julio 2010

La gomina de John Butler.

John Butler es uno de los músicos más eclécticos e interesantes en aparecer en los últimos años. Interesante y movedizo ya que no es fácil seguir su pista cuando sus mayores éxitos se tallan en su Australia de adopción, y se salpican con cuentagotas al resto del mundo. Nacido en LA,  encuentra la armonía en la costa Este de Australia con sus compañeros Jason McGann y Gavin SHoesmith, con los que forma su adorado John Butler Trio.

Después de 5 LP’s éste año ha sorprendido con un nuevo line-up formado por Byron Luiters como bajista y Nicky Bomba a la percusión. Éste año nos presenta April Rising, un álbum con un sonido obviamente algo diferente después de ese cambio. El sonido más purista que tanto nos enganchó del folk-funk-rock de los grandes álbumes Sunrise Over Sea o Grand National, da paso a un álbum donde, pongamos un sinónimo a evoluciona, se desquita para probar un sonido más osado que algunos no perdonan, y donde asoma la cabeza a sonidos inevitablemente más comerciales. Las letras no son tan punzantes y originales y echamos de menos esos electrizantes jams de antaño que pasaban el hair test con nota. Lo que hace en éste álbum nos resulta vulgarmente reconocible aunque cueste aceptarlo. Es incomparable a Zebra, Betterman, Ocean, Funk Tonight o Better Than por poner algunos ejemplos. Los temas parecen sencillamente más fáciles y previsibles, aunque no por ello se trate de un mal trabajo, pero efectivamente su nivel es menor a los anteriores.

Revolution, Johnny’s Gone, Close To You o Don’t Wanna See Your Face podrían ser un buen comienzo para empezar con John Butler Trio e ir avanzando estilo mariposa para descubrir su verdadera valía. Como lo cortés no quita lo valiente, debemos destacar que es uno de los actos que uno más le puede dejar con la boca abierta hoy en día. Si no y como postre, fijémonos en el maravilloso directo de Ocean más abajo.

Se suele decir que atrás ni para coger impulso, pero en éste caso, no sabemos si será la excepción, o un puñetazo envenenado encima de la mesa de algún gordo pez musical para que se le tome como el gran artista que es. Aún asi necesitamos que Butler vuelva con sus rastas.

Solamente en Portugal tendremos la oportunidad de verle durante éste verano en la península ibérica, una gran opción si se tiene la oportunidad.

Salud

Dave.

Wolf Parade pide paso.

Existe una tímida tendencia a la vuelta de los denominados supergrupos, como vimos con el efímero Them Crooked Vultures o recientemente la intentona de miembros de Coldplay, A-ha y Mew con Apparatjik. Una fórmula difícil que no suele tener finales felices exceptuando a un pequeño puñado de clásicos como los celebérrimos CreamTraveling Wilburys, sin olvidar a los extrañados Audioslave o Velvet Revolver para quién no les suene los anteriores.

De la misma aparecen de un tiempo a ésta parte Wolf Parade, un grupo bicéfalo con las cabezas pensantes de Spencer Krug, de los maravillosos Sunset Rubdown y Dan Boeckner de Handsome FursAtlas Strategic. La formación la completan Dande DeCaro de Hot Hot Heat y Arlen Thompson, que ya trabajaba con Arcade Fire a la batería en Wake Up. El productor ha sido otro ex- Arcade Fire como Howard Bilerman. El resultado es un gran disco llamado Expo 86, con la misma tipografía que el mundial del México del mismo año, y que en principio nos lo iban a presentar en formato de doble EP. Un disco tremendamente disfrutable para oídos abiertos, con grandes temas que apelan en éste caso más a la épica que en sus anteriores trabajos. La influencia de Arcade Fire es evidente, pero es que las voces y las mentes de Krug y Boeckner funcionan a la perfección. Las guitarras están más definidas y los teclados algo más escondidos pero en cada tema encontramos calidad a raudales para disfrutar. Quizás la producción parezca patinar en ocasiones con demasiados sonidos fundiéndose al mismo tiempo.

Pero volviendo al tema de los supergrupos, Wolf Parade nunca se consideraron en absoluto como tal, motivo quizá por el que el proyecto les está saliendo redondo. Éstos tipos tienen todos otros proyectos detrás y son artistas con mayúsculas, que buscan innovan y ofrecen sin mirar más allá. Ghost pressure, Pobody’s perfect, Cave-o-Sapien, o el espectacular comienzo con unos 3 primeros temas para quitarse el sombrero. Las comparaciones dicen que son odiosas pero queda menos de un mes para el lanzamiento del esperado tercer álbum de Arcade Fire y muchos lo esperamos como agua de Mayo pero, pongamos Expo 86 como posiblemente el mejor disco de lo que llevamos de año, y un ejemplo de que posiblemente vaya a ser mejor que el esperado The Suburbs.

Para disfrutar sin complejos.

Salud.

Dave