Una noche con las chicas del Rock.

Como habíamos previsto el concierto de Cocktail Slippers de anoche en la mítica Sala Sol nos dejo una muy buena sensación en el cuerpo y muchos matices a analizar. Más de un año esperando la visita de las rockeras noruegas y el concierto no defraudó, pero hubo algo que sí.

No vamos a decir el público que lo pasó en grande pero si la falta de público. No debería ser algo a destacar que en la sala estuvieramos literalmente entre amigos, ya que no más de 50 personas asistían de primeras al concierto. Obviamente que no son el caramelo más dulce del mainstream, pero sinceramente no se merecían una sala tan desangelada. El problema es harto complicado. Y es triste. Podriamos estar valorando durante horas pero cuando una buena banda de rock, se presenta un jueves, que no un lunes, (que tampoco seria excusa) a ofrecer su maldito arte, y se le corresponde así, es sencillamente desilusionante. Porque el hecho de que 6 chicas currantes, de las que solamente una vive profesionalmente de la música, consigan sonar y girar por las orejas de tantos países,  es digno de encomiar. Y así  se lo comentamos a ellas, hats off.

El propio grupo vendía su merchandising y regalaba sonrisas y fotos a todo el que se acercaba, hasta 5 segundos antes de subir al escenario. Una modestia y una vitalidad en el escenario que se agradece. Un comienzo con Let’s Spend the Night Together de los Stones que nos puso en salsa de lo que ibamos a ver. Después van desgranando el St Valentine’s Massacre Day e hilvanando con temas del anterior álbum Mastermind e incluso de su primer álbum, tan dificil de encontrar y ayer vendible entre su merchandising, cuando contaban solamente con 4 miembros.

No faltaron la mítica St Valentine’s Massacre Day, You Do Run, In The City o Crush. La interactuación de Mod Blaze con el público fue constante, cantando entre la gente y repartiendo coqueteos en todo momento. Ataviadas algunas con gorros marineros y vestidos de impacto deleitaron a un público que vino con ganas de pasarlo bien y dejar a un lado el ridículo estrés de la ciudad.

Ésta noche tocan en Gijón poco antes de participar en Hyde Park en el festval Hard Rock Calling, junto a McCartney, Costello o Pearl Jam.

Toda la suerte del mundo para éstas dulces noruegas de Oslo que nos conquistaron con su calidad, humanidad y buen hacer la pasada noche. Esperemos que la próxima visita no sea un concierto familiar. Se rumorea un pequeño festival comandado por Little Steven y sus secuaces proximamente, donde posiblemente estén ellas, que nos aseguraron no tener  ninguna noticia al respecto, y otros mastodontes garajeros del auténtico programa de Stevie.

Salud.

Anuncios

¿Qué te parece?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s